martes, 29 de septiembre de 2015

El yacimiento arqueológico de El Castillón (Santa Eulalia de Tábara, Zamora) Un enclave tardoantiguo a orillas del Esla


El yacimiento arqueológico de El Castillón (Santa Eulalia de Tábara, Zamora) Un enclave tardoantiguo a orillas del Esla.

1.400 años después de su última ocupación conocida, El Castillón (Santa Eulalia de Tábara, Zamora) es hoy un yacimiento arqueológico de primer orden en el contexto de transición entre el mundo antiguo y la Edad Media. Este poblado tardo-romano guarda bajo tierra las costumbres, tradiciones y creencias del grupo humano que lo habitó entre los siglos V y VI d.C. cuyos restos materiales han quedado como legado de su paso por la historia. Ahora es turno de los arqueólogos del siglo XXI que trabajan desde el año 2007 para reconstruir esta herencia común, enseñar sus descubrimientos y preservar el patrimonio para las generaciones venideras.

 Título: El yacimiento arqueológico de El Castillón (Santa Eulalia de Tábara, Zamora) Un enclave tardoantiguo a orillas del Esla.
Coordinadores: Patricia Fuentes Melgar, Óscar Rodríguez Monterrubio, José Carlos Sastre Blanco y Manuel Vázquez Fadón (ZamoraProtohistórica).
ISBN-13: 978-84-944018-8-6
Edición: Septiembre 2015
Formato: Libro en rústica, tapa blanda / A5 / 112 páginas.

 Colaboradores: Hortensia Larrén Izquierdo (Arqueóloga del Servicio Territorial de Cultura de Zamora), José Avelino Gutiérrez González (Universidad de Oviedo), Raquel Portilla Casado, Alicia Tejeiro Pizarro, Patricia de Inés Sutil, Diego Franganillo Rodríguez, Raúl Catalán Ramos, Marta Martínez Parada, Laura Cabanillas Rovira, Mercedes Lanz Domínguez, Noelia Hernández Gutiérrez, Carlos Merino Bellido, Alicia Álvarez Rodríguez, Eva González Miguel, José Honrado Castro, Miguel Ángel Brezmes Escribano, Jaime de la Vega Ramos, Iván García Vázquez, Enrique Paniagua Vara, Francisco J. González de la Fuente, Joan Garibo Bodí, Vicente Doblas Peguero, Rebeca Alonso Para (ZamoraProtohistórica), Esteban Álvarez Fernández y Rodrigo Portero (Universidad de Salamanca).

lunes, 14 de septiembre de 2015

El Castillón aporta datos sobre la alimentación del siglo V

José Pichel Andrés/DICYT 
 
La VIII Campaña de Excavaciones Arqueológicas en el castro tardoantiguo de El Castillón, que tuvo lugar durante el pasado mes de agosto en Santa Eulalia de Tábara (Zamora), ha revelado nuevos datos sobre la alimentación de los pobladores de las orillas del río Esla en el siglo V d. C. Gracias al extraordinario descubrimiento de semillas de cereales depositadas en el interior de diferentes estructuras de almacenamiento elaboradas con pizarras, así como en piezas de cerámica, los arqueólogos saben un poco más sobre el modo de vida y el sustento de los habitantes de este poblado hace más de 1.500 años.
El hallazgo de una gran cantidad de semillas en buen estado es “casi único en este periodo” comenta a DiCYT Jose Carlos Sastre, codirector de la excavación y arqueólogo de la asociación Zamora Protohistórica, que lleva a cabo los trabajos. Las excavaciones de esta campaña se han centrado en una vivienda situada en la zona oeste del poblado. Esta amplia estructura está compuesta por cinco habitaciones, data de finales del siglo V d. C. y sufrió un incendio que la destruyó, aunque el lugar volvió a ser ocupado nuevamente a lo largo del siglo VI.
Precisamente, el incendio explica que se hayan podido conservar las semillas de avena, cebada y trigo carbonizadas. Algunas de ellas estaban en el interior de vasijas de cerámica que han podido rescatarse de una sola pieza, un hecho también extraordinario en las excavaciones de este periodo que también se explica por el incendio.
“Hasta ahora ya conocíamos parte de la alimentación de los habitantes de El Castillón por los restos de fauna que hemos ido encontrando, pero ahora completamos esta información con los cereales, que utilizarían para elaborar pan y quizá otros productos como la cerveza”, señala Jose Carlos Sastre.
Entre los animales, se encuentran ovicápridos, ganado vacuno, équidos, roedores, gallinas, ciervos y pescados procedentes del río Esla. Todo ello ofrece una idea más completa de la dieta de los pobladores de la zona tras el periodo romano. Además, en esta campaña de 2015 han aparecido dos garras de oso, otro hecho singular que puede indicar dos cosas. “Es posible que se cazaran estos animales, pero es más probable que se comerciase con este tipo de elementos de prestigio”.

Análisis que explicarán cómo era el paisaje

El incendio que acabó con el asentamiento del siglo V también carbonizó vigas de la techumbre de la vivienda. El análisis de sus restos ofrecerá información clave sobre el paisaje de la época, puesto que revelará el tipo de árboles que existían en la zona hace 15 siglos. Es lo que se conoce como antracología y no será el único trabajo de laboratorio derivado de los hallazgos de esta campaña de excavaciones de El Castillón, puesto que también se analizarán las semillas (carpología) para certificar qué tipo de cereales cultivaban los habitantes del castro, así como otros elementos relacionados con la metalurgia.
En esta campaña de excavaciones participaron un total de 42 voluntarios procedentes de las Universidades de Salamanca, León, Valladolid, Burgos, Santiago de Compostela, Asturias, Granada, Jaén, Extremadura, Complutense de Madrid, Autónoma de Madrid, Sevilla, La Sorbona de Paris (Francia), Texas (Estados Unidos), Coimbra (Portugal) y Atenas (Grecia).
Además de los trabajos de excavación, durante la campaña Zamora Protohistórica llevó a cabo diferentes actividades de difusión y divulgación de los trabajos arqueológicos, como una ruta cicloturista desde Santa Eulalia de Tábara hasta El Castillón, los V Talleres de Arqueología Infantil, una semana de puertas abiertas al yacimiento y una visita guiada. :

Fuente: DiCYT: http://www.dicyt.com/noticias/el-castillon-aporta-datos-sobre-la-alimentacion-del-siglo-v?handle=el-castillon-aporta-datos-sobre-la-alimentacion-del-siglo-v&newsId=