jueves, 31 de julio de 2014

Ice Age lion figurine gets its head back (Germany)

Archaeologists from the University of Tübingen have found an ancient fragment of ivory belonging to a 40,000 year old animal figurine. Both pieces were found in the Vogelherd Cave in southwestern Germany, which has yielded a number of remarkable works of art dating to the Ice Age.

A three dimensional sculpture

The mammoth ivory figurine depicting a lion was discovered during excavations in 1931. The new fragment makes up one side of the figurine’s head, and the sculpture may be viewed at the Tübingen University Museum from 30 July.
“The figurine depicts a lion,” says Professor Nicholas Conard of Tübingen University’s Institute of Prehistory and Medieval Archaeology, and the Senckenberg Center for Human Evolution and Palaeoenvironment Tübingen.
“It is one of the most famous Ice Age works of art, and until now, we thought it was a relief, unique among these finds dating to the dawn of figurative art. The reconstructed figurine clearly is a three dimensional sculpture.”

Mammoth ivory figurines

The new fragment was discovered when today’s archaeologists revisited the work of their predecessors from the 1930s. “We have been carrying out renewed excavations and analysis at Vogelherd Cave for nearly ten years,” says Conard.
“The site has yielded a wealth of objects that illuminate the development of early symbolic artefacts dating to the period when modern humans arrived in Europe and displaced the indigenous Neanderthals.”
He points out that the Vogelherd Cave has provided evidence of the world’s earliest art and music and is a key element in the push to make the caves of the Swabian Jura a UNESCO World Heritage site.
Vogelherd is one of four caves in the region where the world’s earliest figurines have been found, dating back to 40,000 years ago. Several dozen figurines and fragments of figurines have been found in the Vogelherd alone, and researchers are piecing together thousands of mammoth ivory fragments.

Source: Past Horizons:
http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/07/2014/ice-age-lion-figurine-gets-its-head-back

Hallan restos de una ocupación altomedieval y piezas romanas en las obras del Seminario (Segovia)

Las obras que se realizan en el Seminario Diocesano de Segovia han sacado a la luz restos de una ocupación altomedieval, así como algunas piezas romanas. La Comisión Territorial de Patrimonio, que se reunió este lunes en la Delegación de la Junta, autorizó la actividad arqueológica de carácter preventivo vinculada al proyecto básico y de ejecución de las obras de conservación en este edificio, según informa Ical.
Durante la rehabilitación del inmueble histórico se han descubierto distintas estructuras de destacable interés arqueológico que han requerido la puesta en marcha de actuaciones específicas de estudio y documentación, como las que dio el visto bueno la comisión y que conllevarán un control del movimiento de tierras durante la intervención en el sótano.
Fuentes del Gobierno regional especifican que en la entrada del claustro se han identificado una serie de muros y pavimentos superpuestos, consistentes en basas y un tambor de granito, situados en su posición original. En la zona del sótano se han hallado determinadas piezas que podrían apuntar a la existencia de una ocupación altomedieval, como son tres silos de planta circular excavados en la roca, con restos cerámicos. También se han recogido varias piezas romanas.

Sanemaniento del suelo

Además de este asunto, la Comisión autorizó la modificación del proyecto de obras que se están realizando en el Seminario y que consisten en una ampliación de las mismas con el objetivo de reparar el sótano y la escalinata exterior.
En la planta semisótano, la que corresponde a la baja del claustro, se realizará una labor de saneamiento del suelo para facilitar su uso, mediante la pavimentación con losas. Por otra parte, se procederá a una recolocación de los peldaños de la escalinata exterior, que son posteriores a la construcción del edificio y que fueron instalados por un cambio de nivel en la vía, con el objetivo de uniformar la altura de los mismos.
En el edificio ya se han acometido otras obras de mejora desde 2012, como son la intervención en las cubiertas inclinadas para resolver la entrada de agua, la renovación de las carpinterías de madera de los niveles segundo y tercero del patio, el refuerzo del forjado del techo de la primera planta y en el año pasado, las catas en la fachada para el estudio y conocimiento del monumento.

Muralla de Segovia

La comisión también ha dado el visto bueno a las obras de estabilización de la Muralla de Segovia para consolidar el sustrato rocoso en la zona de la Cueva de la Zorra. Se trata de una continuación de las actuaciones realizadas en este lugar, finalizadas en diciembre de 2013, y de las que quedaron rocas apeadas de forma provisional.
Las obras consistirán en el apuntalamiento de la roca por medio de una estructura metálica para acometer los trabajos con seguridad. Posteriormente, se ejecutarán los sondeos para determinar la profundidad a la que se encuentra el firme y se realizará la cimentación profunda con pilotes de acero, atados en la cabeza con hormigón armado. Finalmente, sobre esta viga se apoyará el muro de mampostería que sustentará la roca. Patrimonio ha prescrito que las intervenciones respeten las estructuras históricas existentes en la zona y la antigua cantera.

Fuente: El Norte de Castilla:
http://www.elnortedecastilla.es/segovia/201407/28/hallan-restos-ocupacion-altomedieval-20140728195639.html

miércoles, 30 de julio de 2014

Recuperar las pinturas prehistóricas con luz invisible

No están escritos en papel ni se precisa el calor del fuego para leerlos. La tinta no es limón, ni la pluma se unta en un cuenco para plasmar un mensaje que el escribano no quería que usted viera. Aunque el tiempo, efectivamente, ha convertido muchas de esas pinturas rupestres en una de esas cartas secretas. La empresa vallisoletana Arbotante ha logrado descubrir de la nada, un todo. En lugares donde, en principio, no había rastro de una antigua pintura, «empezaron a aparecer manchas de color». ¿Cómo?
El origen, cuenta David Benito, se encuentra en Estados Unidos. Allí existía una aplicación que se utilizaba para potenciar los colores de las pinturas que allí existen -que, por otra parte, son muy diferentes a las europeas-. «Cogía colores más claros, más oscuros, de la misma gama, y los convertía en manchas uniformes». Un paso importante, pero los socios de Arbotante estaban convencidos de que esta aplicación podía dar mucho más de sí. «Vimos que faltaba algo».
Entonces, comenzaron a utilizar fuentes de luz sensible -rayos infrarrojos e infravioleta-. «Creamos unos mecanismos de focos de luz controlada con diferentes longitudes de onda y lo empezamos a aplicar», explica David Benito. Tras observar que aparecían manchas que in situ no se veían, lógicamente profundizaron más en la idea, pues las paredes de las cuevas podían ser un tesoro. «Podía haber mucha información invisible al ojo humano; estaba ahí, pero jamás se verían».
La clave fue analizar los pigmentos que utilizaban los hombres del paleolítico. Conocer qué longitudes de onda absorbían y cuáles reflejaban. Elaboraron unas tablas con las características de cada uno. Y es que, realmente en el caso de la prehistoria, es sota, caballo y rey: se sabe que el rojo es óxido de hierro, por ejemplo, como sucede con los otros cinco o seis colores más utilizados por los antiguos pobladores de la Península Ibérica y prácticamente de toda Europa.
Con las diferentes longitudes de onda y fotografías de las pinturas con cámaras multiespectrales lograron muchas capas en las quedaba patente las distintas longitudes de onda que reflejaban o absorbían. Esto les sirvió, además, para saber si las manchas de color que hay en una pared «son recientes de musgo o de una escorrentía o si se trata de parte de un dibujo realizado con un pigmento determinado», cuenta Benito.
Una de las claves del proyecto es que en Estados Unidos se centraban sobre el espectro visible de la luz, mientras que Arbotante siempre lo hizo sobre el espectro invisible. «Ésa es la gran novedad». Es lo que les permite no sólo fijarse en el realce de una imagen, sino en lo que no se ve.
No tienen un límite de fechas, en absoluto. El objetivo es el pigmento y, aunque tenga centenares de miles de años, mientras quede una motita viva, les es suficiente. «Lo que nosotros utilizamos es un espectroscopio; hacemos fotografías y vemos las longitudes de onda que absorben o reflejan», apunta el investigador.
Descubrieron esta técnica hace unos cuatro años y comenzaron a probarla hace tres. Ahora, se encuentran finalizando la parte experimental, en la que llevan inmersos un año. Tienen apalabrados un par de yacimientos: uno en Zamora y otro en Ourense. «Es una zona escarpada que puede dar lugar a muchas sorpresas». Ya han realizado pruebas en varias zonas de la provincia del oeste castellano y leonés: Arribes del Duero, en la raya con Portugal, en el Lago de Sanabria... «Hay toda una colección de pinturas rupestres por esa zona». El próximo año presentarán su innovación en un congreso internacional de pinturas rupestres. «Habrá gente de muchos países que lo verán. Intercambiaremos impresiones y, seguramente, colaboremos en algún proyecto a nivel internacional, porque que ellos les interesa tanto como a nosotros y esta técnica ha causado mucha impresión», manifiesta Benito.

Iglesias románicas

La técnica de Arbotante produce, principalmente, sorpresa. Por ejemplo, de los arqueólogos, que «llevaban toda la vida creyendo que ya conocían todos los dibujos que había en una pared y de repente se han encontrado con elementos desconocidos». La empresa también ha realizado pruebas en la iglesia de Santa María de Wamba para recuperar unos frescos. Lo lograron hacer tanto con el dibujo como con el pigmento del interior. Porque no pretenden quedarse sólo en la pintura rupestre: casi todo el románico, por ejemplo, estaba pintado.

Fuente: El Mundo: http://www.elmundo.es/economia/2014/07/29/53d68368e2704e9a158b4595.html

Analysis confirms dairy farming in prehistoric Finland

The Finns are the world’s biggest milk drinkers today but experts had previously been unable to establish whether prehistoric dairy farming was possible in the harsh environment that far north, where there is snow for up to four months a year.
Research by the Universities of Bristol and Helsinki, published in Proceedings of the Royal Society B, is the first of its kind to identify that dairying took place at this latitude – 60 degrees north of the equator. This is equally as far north as Canada’s Northwestern territories, Anchorage in Alaska, Southern Greenland and near Yakutsk in Siberia.
Researchers used a series of techniques, not just to analyse the ancient pots, but also to look at modern-day Finnish peoples’ ability to digest milk into adulthood.

Evidence of milk fats

By comparing the residues found in the walls of cooking pots from two separate eras and cultures, dating to circa 3900 BC to 3300 BC and circa 2500 BC, the more recent pottery fragments showed evidence of milk fats.
This coincided with the transition from a culture of hunting and fishing – relying mainly on marine foods – to the arrival of ‘Corded Ware’ settlements which we now know saw the introduction of animal domestication.

Challenging conditions for over wintering

Lead author Dr Lucy Cramp, from the Department of Archaeology and Anthropology at Bristol University, said: “This is remarkable evidence which proves that four and a half thousand years ago, Stone Age people must have been foddering and sheltering domesticated animals over harsh winters, in conditions that even nowadays we would find challenging.”
The results also drew a connection between the ‘Corded Ware’ farming settlers – who were likely to have been genetically different to the hunting and fishing communities – and modern day Finns.
Fellow researcher Dr Volker Heyd added: “Our results show a clear link between an incoming pre-historic population, milk drinking and the ability to digest milk in adulthood still visible in the genetic distribution of modern Finland, which remains one of the highest consumers of dairy products in the world.”
Professor Richard Evershed, from the School of Chemistry said: “It never ceases to amaze me that these sensitive chemical signatures of changing human life survive in the archaeological record for thousands of years. And it leaves one pondering what was motivating the people to move into these challenging regions?”

Source: Past Horizons:
http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/07/2014/analysis-confirms-dairy-farming-in-prehistoric-finland

Findings indicate ritual destruction of Iron Age warriors (Denmark)

In 2012 archaeological excavations revealed the bones of an entire army, whose defeated warriors had been thrown into the bogs near the Alken Enge wetlands in East Jutland, Denmark. Work has continued in the area since then and archaeologists and experts from Aarhus University, Skanderborg Museum and Moesgaard Museum have now made sensational new findings.
“We have found a wooden stick bearing the pelvic bones of four different men. In addition, we have unearthed bundles of bones, bones bearing marks of cutting and scraping, and crushed skulls. Our studies reveal that a violent sequel took place after the fallen warriors had lain on the battlefield for around six months,” says Project Manager Mads Kähler Holst from Aarhus University.

Ritual destruction

The remains of the fallen were gathered together and all the flesh was cleaned from the bones, which were then sorted and brutally desecrated before being cast into the lake. The warriors’ bones are mixed with the remains of slaughtered animals and clay pots that probably contained food sacrifices.
“We are fairly sure that this was a religious act. It seems that this was a holy site for a pagan religion – a sacred grove – where the victorious conclusion of major battles was marked by the ritual presentation and destruction of the bones of the vanquished warriors,” adds Mads Kähler Holst.

Corpses in lake

Geological studies have revealed that back in the Iron Age, the finds were thrown into the water from the end of a tongue of land that stretched out into Mossø lake, which was much larger back then than it is today.
“Most of the bones we find here are spread out over the lake bed seemingly at random, but the new finds have suddenly given us a clear impression of what actually happened. This applies in particular to the four pelvic bones. They must have been threaded onto the stick after the flesh was cleaned from the skeletons,” explains Field Director Ejvind Hertz from Skanderborg Museum.

Macabre rituals

The battles near Alken Enge were waged during that part of the Iron Age when major changes were taking place in Northern Europe because the Roman Empire was expanding northwards, putting pressure on the Germanic tribes. This resulted in wars between the Romans and the Germanic tribes, and between the Germanic peoples themselves.
Archaeologists assume that the recent finds at the Alken dig stem from an internal conflict of this kind. Records kept by the Romans describe the macabre rituals practised by the Germanic peoples on the bodies of their vanquished enemies, but this is the first time that traces of an ancient holy site have been unearthed.

Source: Past Horizons: http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/07/2014/findings-indicate-ritual-destruction-of-iron-age-warriors

New insight into Neolithic Europe cattle domestication (Switzerland)

A research team from the University of Basel made a surprising find in a Neolithic settlement at the shores of Lake Biel in Switzerland: The DNA of a cattle bone shows genetic traces of the European aurochs and thus adds a further facet to the history of cattle domestication.
The results of this study are published in the journal Scientific Reports.

T haplogroup signature

Modern cattle are the domesticated descendant of the aurochs, a wild species that became extinct in the 17th century. The aurochs’ domestication already began roughly 10,000 years ago in the Near East. It is their DNA that reveals their ancestry: Aurochs of the Near East carry a maternally inherited genetic signature (mtDNA) called T haplogroup. Modern cattle still carry this signature and thus show that they derive from these early domesticated cattle of the Near East. This suggests that with the spreading of early farmers from the Near East, the domesticated cattle were imported to Europe at the same time.
Unlike the aurochs of the Near East, the local wild aurochs of Europe belonged to the P haplogroup. Up until now, scientists believed that the female European aurochs did not genetically influence the Near Eastern cattle imported during the Neolithic Age (5,500 – 2,200 BC).

Evidence for earlier cross-breeding

However, scientists from the University of Basel found a very small metacarpal bone from a Neolithic beast among other animal bones from a lake settlement at Twann in Switzerland and analysed its mtDNA. The analysis showed that the bovine bone carried the European aurochs’ genetic signature of the P haplogroup. The bone thus represents the first indisputable evidence that female European aurochs also crossbred with domestic cattle from the Near East.
The bone, dated to around 3,100 BC, is evidence for the earlier cross-breeding between a wild female European aurochs with a domestic bull. “If these were coincidental single events or rather cases of intentional crossbreeding cannot be clearly answered on the basis of our results”, explains Prof. Jörg Schibler, head of the research groups for Integrative Prehistoric and Archaeological Science (IPAS) from the Department Environmental Science at the University of Basel.

Exceptionally small animal

The animal, to which the bone belonged, was exceptionally small with a withers height of only 112 centimetres. “This raises a number of questions for us: How difficult was copulation or birth in this case? And how many generations did it take to develop such small animals?”, explains the archaeogenetics specialist Angela Schlumbaum in regards to the significance of the discovery.
The scientists assume that the early farmers of the Horgen culture (3,400 – 2,750 BC), to which the bone dates, could have been trying to create a new smaller and sturdier type of cattle especially suitable as draft animal by intentional crossbreeding with wild aurochs. This assumption would be in accordance with archaeological finds of wooden wheels, wagons and a yoke from the Horgen culture.

Source: Past Horizons: http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/07/2014/new-insight-into-neolithic-europe-cattle-domestication

Ancient Roman Shipwreck Found in the Ligurian Sea (Italy)

An ancient Roman shipwreck has been discovered in the Ligurian Sea, 20 miles southwest of the island of Tino, at the western end of the Gulf of La Spezia.
The discovery was made by sonar engineer Guido Gay, who has located the ship at 500 meters deep. Renamed Dedalus 21, the vessel is estimated to be dating to the second century B.C. It is 15 meters long and has preserved many precious objects, including hundreds of amphorae of the Republican era, proof, says Gay, of the flourishing maritime trade between France, Spain and Rome, which imported wine, fish and other goods from those areas.
To protect the findings, the Superintendence for Archaeological Heritage of Liguria has issued an order prohibiting fishing and diving activities in the area.
In 2012, again in the area of ​​the island of Tino, Gay had found another Roman shipwreck dated between the 4th and 3rd centuries BC, containing numerous amphoraes as well. "Many of the amphoraes from that previous find were unfortunately reduced to fragments. This time, luckily, the site is better preserved."

Source: Italy Magazine: http://www.italymagazine.com/news/ancient-roman-shipwreck-found-ligurian-sea


Unique mortuary bundle found in Hidalgo (México)

A wrapped bundle found in a rock shelter in the Sierra Gorda, municipality of Zimapan, Hidalgo (Mexico), contains the skeletal remains of an adult, and represents a unique type of burial for this area. Local people notified The National Institute of Anthropology and History INAH on this finding, which likely dates to pre-Hispanic times.
Specialists have been carefully examining the individual, who is wrapped in a coloured textile and reed matting. Although the body has not been mummified (no soft tissue survives), its hair still adheres to its skull. The skeleton appears to be complete, but the archaeologists will not know for sure until they can open the bundle. 

Good conditions for preservation
The semi-desert ecosystem in the eastern part of the Sierra Gorda with its dry weather conditions, coupled with soil properties have contributed to the preservation of the skeletal remains and plant fibre in which it is wrapped.
“The characteristics of the parcel, the position of the bones on a seated flexed shape, type of burial wrapping and space in which it was deposited indicate that this is a pre-Hispanic burial,” said a specialist at the Hidalgo INAH Centre.
He added that it is the only one found so far in this region, which makes it quite a unique find. “It is known that within the Mesoamerican world view that caves and rock shelters were considered entrances to the underworld and homes for the deities of death, which explains their use as burial spaces.”
Currently the archaeologists are basing the age of between 16 and 24 years on the condition of the molars. Currently however, it is unclear if the burial is that of a male or female.

Origin unclear

The place where the body was found, was an area where both sedentary and nomadic groups merged, so more studies are required to decide on the origin of the individual. However, there may be a clue in the small set of cave paintings with abstract symbols only 500 metres away and within the rock shelter itself a layer of vegetable matter consisting of palm leaves and stalks as well as agave cactus was found by the archaeologists.

Source: Past Horizons: http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/07/2014/unique-mortuary-bundle-found-in-hidalgo

Localizan tres sepulturas de 'Argar' en Callosa (Alicante)

La última campaña de excavaciones del MARQ (Museo Arqueológico de Alicante) ha descubierto tres sepulturas en el interior de una vivienda en el municipio de Callosa.
El descubrimiento de las sepulturas se produjo el pasado mes de junio en el yacimiento de las Laderas del Castillo tal y como comentan Juan Antonio López Padilla y Francisco Javier Jover Maestre, directores de la excavación, a la revista La Aventura de la Historia.
Los enterramientos en el interior de las viviendas era una práctica habitual de la antigua cultura del Algar- una sociedad de la Edad de Bronce que ocupó el área sudoriental de la península ibérica entre el año 2.100 y el 1.500 antes de Cristo-.
Las fosas encontradas correspondencon los retos de un niño ( o niña) menor de dos años, un hombre adulto y un niño de aproximadamente 6 o 7 años.
Sin embargo, la exploración de este yacimiento ya se había llevado a cabo por el jesuita Julio Fergús a principios del siglo XX y más tarde por el arqueólogo catalán Josep Colominas.
La Diputación de Alicante, tras comprobar el proceso de deterioro de los restos, ha querido impulsar este proyecto y ha puesto de manifiesto que la aldea era uno de los principales centros más poblados con un millar de habitantes en una extensión superior a dos hectáreas.
Además, entre los hallazgos más sorprendentes se encuentran dos figuritas de terracota con forma de toro: piezas excepcionales e inusuales en la Península.
Los directores de la excavación han explicado a su vez los siguientes pasos en esta investigación: con los tres esqueletos encontrados se pretende hacer un estudio antropológico de los mismos para conocer cómo era su alimentación, sus hábitos y su forma de vida. También se llevará a cabo una datación de radiocarbono para conocer al cien por cien la fecha en la que fallecieron estas tres personas.
Con este proyecto de excavaciones se podrá profundizar en el conocimiento de las sociedades arcaicas de la provincia de Alicante y el origen y costumbres de sus habitantes.

Fuente: El Mundo:
http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/07/18/53c66aa8268e3e1b0e8b4577.html

El cementerio multicultural de la antigua ciudad de Ostia (Italia)

Unos arqueólogos italianos han descubierto recientemente un cementerio en donde están enterrados multitud de personas de distinto nivel cultural. Pero lo más original de este nuevo hallazgo que está en contraste con lo anterior es que las tumbas encontradas pertenecen a la misma familia. , por lo que se deduce que se produjo una mezcla cultural dentro de la propia familia.
"Ostia siempre ha sido una ciudad muy abierta y dinámica" afirma Paola Germoni, directora de este proyecto arqueológico, a la cadena televisiva GMA News.
El cementerio, que se construyó hace más de 2700 años sobre el antiguo puerto de Roma es hoy un parque de 15.000 metros cuadrados, muy cerca de un castillo renacentista.
El cementerio está situado sobre las antiguas ruinas del antiguo puerto de Roma
El puerto lo fundó Anco Marcio, cuarto rey de Roma, para proporcionar a su ciudad acceso al mar y así asegurarse que ésta creciera económicamente mediante el intercambio de productos.
Este descubrimiento es el último que se ha producido en esta ciudad desde que en abril unos arqueólogos italianos descubrieran que las paredes de la ciudad medían un 35% más de lo que se pensaba, por lo que Ostia sería más grande que Pompeya.
El cementerio, sin duda, muestra que todas las personas eran "libres de hacer con su cuerpo lo que quisieran" afirma Germoni. Un derecho que perdieron en la era cristiana, cuando los rituales de enterramiento tenían que seguir el cristiano.
La última excavación que se llevó a cabo en 2012 ha revelado a su vez una residencia aristocrática construida sobre un suelo polícromo.


Fuente: El Mundo: http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/07/23/53cf7a6922601d76668b4570.html

Vuelta a la vida en castillo (Madrid)

Las pesadas puertas vuelven a abrirse, los salones de visitas que permanecieron cerrados durante siglos se iluminan de nuevo y vuelven a aparecer invitados en los salones. El Palacio de Goyeneche, Nuevo Baztán, y el Castillo de Buitrago de Lozoya, abren sus puertas durante los fines de semana de julio, agosto y septiembre.
El programa Abierto por obras de la Comunidad de Madrid permitirá conocer los secretos y el proceso de restauración de ambos conjuntos. La inscripción, los días y los horarios se tramitarán a través de la misma página web del ciclo.
En Buitrago de Lozoya se está llevando a cabo la restauración del pozo de la nieve del castillo, descubierto en transcurso de la intervención arqueológica desarrollada en el año 2012. Es una estructura tallada en la roca, con salida de desagüe al río Lozoya cuya referencia en los documentos históricos se remontan desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XIX.
El segundo espacio, el conjunto histórico de Nuevo Baztán es uno de los primeros casos de poblaciones industriales de nueva planta surgidas en España en el siglo XVIII, fue allí donde se ubicaron las Fábricas Reales que desarrollaron los Borbones.
El palacio, construido entre 1699 y 1709 por José Benito Churriguera, quien incorporó al conjunto una iglesia al compartir una de las torres de la construcción. También creó un sistema rotacional de plazas concatenadas que permitió resolver la configuración del conjunto, declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico en el año 2000.
Juana la Beltraneja, Íñigo López de Mendoza o Juan de Goyeneche son algunos de los personajes históricos que por allí pasaron.

Fuente: El Mundo:
http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/07/11/53bfd80922601d86578b457c.html

El retratista de la memoria

Su primera cámara profesional fue una Braulio López de madera: «Era muy grande y se fabricaba en la calle del Ángel de Madrid», recuerda José Latova Fernández-Luna, fotógrafo especializado en patrimonio arqueológico. Desde mediados de los años 70, cuando realizó sus primeros trabajos en la Inspección Técnica de Arqueología en la Biblioteca Nacional, han ido pasando por sus manos muchos otros equipos fotográficos. De las tradicionales Minolta o Nikon a las cámaras digitales de alta resolución más avanzadas, las multiespectrales o los escáneres, capaces de realizar composiciones en tres dimensiones y desvelar detalles invisibles al ojo humano de obras de arte de numerosos periodos históricos.
Así, su objetivo ha fotografiado tanto fósiles de los primeros homínidos hallados en los yacimientos de Atapuerca (Burgos) o cuevas que albergan arte rupestre (hizo el primer inventario nacional), como el paisaje minero leonés de Las Médulas, del que los romanos extraían oro, o patrimonio del siglo XIX. «Latova ha trabajado en todos los ámbitos de la arqueología. Ha hecho fotografías en excavaciones, exposiciones, museos...», enumera Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid (MAR), en Alcalá de Henares, durante la inauguración de una exposición en la que se repasa su obra y se reflexiona sobre la importancia de la fotografía de patrimonio como método de documentación y herramienta científica.
«Los arqueólogos no podemos excavar dos veces en el mismo yacimiento, como Heráclito no podía bañarse dos veces en el mismo río», señala Baquedano en el prólogo del libro de la exposición para recordar la gran responsabilidad que tienen a la hora de documentar sus trabajos, pues «cualquier excavación implica una destrucción».
La muestra José Latova. Cuarenta años de fotografía arqueológica española. 1975-2014 podrá visitarse hasta diciembre y recoge más de un centenar de imágenes, instalaciones audiovisuales y revistas en las que se ha publicado su obra. «Realizar la selección ha sido una tarea muy ardua», asegura Baquedano mientras realiza una visita guiada a la muestra. Y es que, según estima Latova, a lo largo de estas cuatro décadas, ha debido tomar más de un millón de fotografías. Quizás un millón y medio. Parte se conserva en los archivos del Ministerio de Cultura, pues hasta 1989 trabajó como fotógrafo para la administración estatal.
Desde 1990 ejerce su labor de forma independiente. La mayor parte de los proyectos que conforman su trayectoria han sido realizados conjuntamente con Miguel Ángel Otero, al que considera su maestro. A través de imágenes como la que tomó en 1977 de la antigua sede del Museo Arqueológico Provincial de Badajoz puede comprobarse la transformación del concepto de museo. También se muestran los avances que han permitido tomar fotos de calidad en cuevas o bajo el agua, dando lugar a la arqueología submarina. Algunas de las obras retratadas han sido destruidas y sólo se conservan en fotos y en la memoria.
«Me ha gustado recuperar imágenes que hacía muchos años que no veía, de los comienzos, en los 70», relata Latova, que recuerda bien la primera foto que publicó a color. Fue el acueducto romano de Los Milagros (Mérida) en la portada de las Actas del Centenario de Augusta Emerita, en 1976.
La mayoría de las fotos fueron tomadas en España, aunque también ha trabajado en otros países como Túnez y Egipto. A Luxor viaja anualmente para documentar las excavaciones del Proyecto Djehuty, dirigido por José Manuel Galán.
Entre los últimos trabajos de Latova, que a sus 60 años sigue plenamente activo, destaca la documentación de las cuevas de Altamira (en Santillana del Mar, Cantabria) con equipos que permiten estudiar sus pinturas con resoluciones tan altas que incluso pueden observarse las bacterias que hay en el techo.
La muestra concluye con una zona dedicada al arte rupestre. Una impresionante ampliación de una fotografía de Altamira a tamaño real cubre el techo. El visitante puede asimismo conocer todos los detalles del Techo de los Polícromos de la cueva cántabra a través de una pantalla en la que se muestra una imagen compuesta a partir de mil tomas realizadas con una cámara Hasselblad. Este tipo de fotografía (denominada ortogigaimagen) está realizada con una técnica mixta que combina el escaneado láser tridimensional con la llamada fotogrametría digital.
La tecnología ha evolucionado pero lo que no parece haber cambiado es la curiosidad y las ganas de aventura que sigue conservando Latova y que bien podría resumirse con la cita del fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson que da la bienvenida a la exposición: «Hacer una foto es alinear la cabeza, el ojo y el corazón. Es un estilo de vida».
Latova atesora todas las cámaras y accesorios que ha utilizado en su carrera: «Las conservo porque funcionan y porque les tengo mucho cariño. Son las herramientas con las que he trabajado y sentimentalmente tienen mucho valor. No podría abandonar a ninguna de ellas». Parece que su colección seguirá ampliándose: «40 años no son nada para un caminante», asegura.

Fuente: El Mundo: http://www.elmundo.es/ciencia/2014/07/30/53d7eb8c22601d07558b459a.html

La ayuda vecinal permite localizar una mina de oro romana cerca de Lucillo (León)

Roberto Matías, ingeniero de minas e investigador especializado en yacimientos auríferos de origen romano, está satisfecho. En primer lugar porque uno de sus grandes sueños, ese por el que llevaba años luchando a brazo partido desde las ópticas del estudio y del activismo frente a las instituciones —la creación de una amplia red senderista entre la Cabrera y las Médulas siguiendo la intrincada red de canales excavada por los romanos— ya es, y desde hace pocas semanas, un hecho. Pero también lo está por un reciente descubrimiento que acaba de protagonizar en Lucillo, población maragata que acoge otra sugestiva huella del mundo antiguo, los dos conjuntos de petroglifos hallados en el año 2008. En este caso se trata de una mina de oro que Matías ha conseguido localizar —y lo recalca— gracias a la colaboración vecinal.
Este experto recuerda que una vez más el entorno del monte Teleno —«donde se ubica el mayor conjunto mundial de minería aurífera romana», como sostiene— ha vuelto a sorprender con el hallazgo de nuevas evidencias de este tipo de actividades extractivas, aunque ahora «ocultas en la espesura de un bosque de roble». «En el paraje de Los Cabuercos y alrededores, entre las localidades de Lucillo y Villalibre —concreta— se esconde una extensa mina de oro romana sobre filones de cuarzo aurífero. Si seguimos las indicaciones de los mapas metalogenéticos encontramos ya algunas referencias a la existencia de labores romanas, aunque calificadas en ellos como ‘irregulares y de poca extensión’».
Sin embargo, y gracias a las valiosas indicaciones que le proporcionaron vecinos de la zona —Roberto Matías nombra en concreto a Miriam de Cabo, de Lucillo, y a Isasy Cadierno, de Molinaferrera—, este ingeniero leonés acaba de localizar «labores romanas que ocupan una extensión de 1,5 por 1,5 kilómetros, una superficie mucho más amplia de lo que era conocido hasta ahora, y que nos habla de un yacimiento aurífero de cierta importancia», tal y como informó a este periódico.
Parajes conocidos con topónimos tan sugerentes como Pozo de la Xanruga, Pozo Yermo y Pozo de María Bernabé, parcialmente llenos de agua la mayor parte del año, «se nos revelan ahora como producto de una intensa actividad de minería aurífera romana que buscó el oro directamente en sus yacimientos primarios, que son los filones de cuarzo con arsenopirita».
«Tras la explotación romana de la zona, que tuvo lugar a principios de nuestra era —prosigue Roberto Matías en su estudio preliminar—, la vegetación lo cubrió todo y el agua inundó las excavaciones más profundas, relegando al olvido esta explotación de oro situada a los pies de la mítica montaña del Teleno».

La última fiebre del oro

Pero no acabó ahí la vida de estas excavaciones. A finales del siglo XIX, y en pleno auge de una ‘fiebre del oro’ que también se dejó sentir en esta zona, como recuerda Matías, hubo un leve intento de explotación subterránea con una galería transversal que apenas alcanzó los tres metros de longitud, «aunque hasta la fecha ha permanecido también en el olvido. Hoy hemos podido reconocer la magnitud de la explotación e incluso encontrar alguna partícula de oro que atestigua la riqueza del yacimiento». Las obras no prosperaron y quedaron bruscamente interrumpidas.
El estudio prosigue indicando que la minería romana en la cuenca del Duerna se caracteriza por la existencia de más de veinte kilómetros ininterrumpidos de labores en la margen derecha del río, entre las localidades de Molinaferrera y Priaranza, así como algunos trabajos de menor extensión en la margen izquierda, como Fucochico, «todos ellos realizados en terrenos de aluvión mediante minería hidráulica; es decir, utilizando el agua procedente de una red de canales y depósitos para extraer el oro de los aluviones auríferos. Este yacimiento primario es sin duda uno de los que proporcionaron el oro que hoy se encuentra en los depósitos rojos de Mioceno», expone Roberto Matías.
En este caso de Los Cabuercos, al tratarse de un yacimiento en roca, «la técnica utilizada resulta mucho más simple —detalla—, y consiste en la molienda fina del cuarzo aurífero para proceder luego a la concentración del oro mediante bateo. Son yacimientos por lo general de mayor riqueza que los aluviales, lo cual compensa su menor tamaño, a la vez que presentan costes de explotación reducidos, ya que apenas requieren infraestructuras para su beneficio, salvo cuando se utiliza la minería subterránea, de la cual tenemos también notables ejemplos en la provincia de León, como es el caso del complejo minero romano de Llamas de Cabrera».
En su parte más técnica, el estudio asevera que los restos principales son fácilmente identificables en el paraje de Los Cabuercos, «puesto que actualmente se pueden apreciar todavía numerosas zanjas y varias zonas de laguna de profundidad desconocida al encontrarse en todos los casos muy colmatadas». «La mineralización, mayoritariamente compuesta por arsenopirita, se presenta tanto en los filones de cuarzo como en las rocas encajantes», continúa el texto.
Y en la referencia al mapa metalogenético, del año 1993, Roberto Matías observa que en este documento se describen los restos como similares a los del área Prada-Andiñuela, aunque hace las siguientes puntualizaciones: «Suelen ser filones subparalelos a la estratificación y a los ejes de los pliegues, aunque hay otros transversales de dirección Norte-Sur. El primero se reduce a pequeñas zanjas abiertas a primeros de siglo, mientras que en el segundo hay labores bastante abundantes, pero muy irregulares».

Críticas al campo de tiro

Roberto Matías presentará este hallazgo a finales del próximo mes de septiembre en el XV Congreso Internacional sobre Patrimonio Geológico y Minero que se celebrará en la localidad cacereña de Logrosán junto con otro estudio de su autoría «que hace referencia a un nuevo modelo de formación de los yacimientos de oro primarios de la cumbre del Teleno, el cual he obtenido gracias al seguimiento de la minería de oro romana».
Este ingeniero e investigador leonés no duda en declarar a todo el área del Teleno como un «área arqueológica de importancia mundial» y alaba iniciativas como la señalización de una pequeña ruta en torno a restos de las cercanías de Filiel y otras acciones de divulgación que está comenzando a desarrollar el ayuntamiento de Lucillo. «La clave es señalizar y divulgar, pero ante todo proteger», asegura, y pide «una protección integral» del monte totémico para astures, romanos y los pueblos del entorno desde hace milenios, lo cual conlleva, inevitablemente, «el desmantelamiento del campo de tiro del Teleno». «Hay que abrirlo a la investigación, primero; y a la difusión después», y eso es algo «que depende de las administraciones, es una decisión política. Los campos de tiro son lugares completamente obsoletos», asegura. En todo caso, dice, descubrimientos como el de Lucillo no hacen sino «aumentar y complementar el extraordinario patrimonio histórico del Teleno... pero para el que ahora sólo hay pinos y bombas».

Fuente: Diario de León:
http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/ayuda-vecinal-permite-localizar-mina-oro-romana-cerca-lucillo_909088.html

lunes, 28 de julio de 2014

16º aniversario de la inauguración de las instalaciones del Museo de Zamora

 
Con motivo del 16º aniversario de la inauguración de las instalaciones del Museo de Zamora en el Palacio del Cordón, el miércoles 30 de julio tendrá lugar a las 18:30 h. una visita comentada a la exposición permanente del museo, a las 19:30 h. una visita comentada a la exposición temporal "Gallego Marquina en Zamora" y a las 20:00 h. la actuación musical del grupo CAEIRO.

Os esperamos para celebrarlo juntos.

Museo de Zamora
Pza. Santa Lucía, 2
49002 Zamora
telfn. 980516150

www.museoscastillayleon.jcyl.es

Programa de actividades que conmemora el XXV aniversario de la estación rupestre de Siega Verde (Salamanca)

 
Con motivo del el XXV aniversario del descubrimiento de Siega Verde, la Consejería de Cultura y Turismo, en colaboración con ADECOCIR y los ayuntamientos de Villar de la Yegua, Villar de Argañan y Castillejo de Martin Viejo, ha elaborado un conjunto de actividades para celebrar tan señalada fecha y propiciar un mayor conocimiento y difusión de este enclave, declarado Patrimonio Mundial en el 2010.
El conjunto de actividades, que se desarrollan entre los meses de julio y noviembre, se ha diseñado para cubrir cuatro apartados claves: la mejora de la gestión del yacimiento, el impulso a la difusión y promoción de la Zona Arqueológica, las actividades que se desarrollan con la población local y, finalmente, las diferentes acciones para hacer de Siega Verde un recurso didáctico.
Exposiciones, conferencias, jornadas técnicas, elaboración de recursos didácticos, talleres, etc. son algunas de las acciones programadas y de las que se irá informando de manera pormenorizada.

http://www.patrimoniocultural.jcyl.es/web/jcyl/PatrimonioCultural/es/Plantilla100Detalle/1284180255460/_/1284351851196/Comunicacion?plantillaObligatoria=PlantillaContenidoNoticiaHome

DIAPO. Un sanctuaire gaulois découvert dans le Mercantour (France)

   


Les vestiges repérés grâce à des prises de vues aériennes confirment, pour la première fois, la présence d’une civilisation primitive dans la Tinée, il y a près de 2500 ans.
Ils sont vraiment fous ces Gaulois ! Par Toutatis, qu'est-ce qu'il leur a pris d'aller édifier un sanctuaire au sommet de la Tournerie par 1 815 mètres d'altitude.
Sur la commune de Roubion, au-dessus du col de la Couillole, des archéologues viennent de mettre au jour un site datant de l'Age du Fer.
Il y a 2 500 ans, avec des outils rudimentaires, des hommes ont taillé la roche de ce promontoire naturel pour édifier un véritable petit Châteaufort en pierres sèches.
Franck Suméra, conservateur en chef du patrimoine dans les Alpes-Maritimes, estime que nos lointains ancêtres ont extrait près de 5 000 m3 de roche pour percer les fossés qui encerclent ce vestige. De lourds murs d'enceinte les surplombaient. Une voie d'accès taillée dans le caillou menait au cœur de ce sanctuaire d'environ 400 m2.

Agapes protohistoriques

Au-delà de la prouesse technique qu'il constitue, c'est la présence même de ces vestiges en plein Mercantour qui intrigue les chercheurs. « À 1 800 mètres d'altitude, dans un secteur recouvert de neige six mois par an, il n'y a pas de possibilité que l'on ait affaire à un habitat traditionnel, explique Franck Suméra. On aurait pu imaginer un site défensif, si ce n'est qu'en étudiant de plus près les lieux on se rend compte que 60 % des terrains alentours ne sont pas visibles depuis le promontoire. Ce qui lui confère une bien faible valeur défensive. Il reste donc l'hypothèse d'un site cultuel ou funéraire. »
Les premières fouilles entreprises depuis le mois de juin ont effectivement permis d'exhumer des ossements en grande quantité. Mais, aucun n'est humain. La plupart de ces restes « appartiennent à des animaux domestiques tels que mouton, cochon ou bœuf, et quelques espèces sauvages, lapins, lièvres et oiseaux, confirme le Pr Patrice Meniel spécialiste de la faune à l'université de Bourgogne. On a même retrouvé un bois de cerf coupé, mais qui devait plus certainement servir d'outil. »
À défaut de sépulture, ces fortifications d'un autre temps pourraient donc être un sanctuaire où les hommes de l'âge du bronze organisaient leurs banquets. D'autres vestiges tels que des têtes de lance en fer et des bijoux en bronze seraient de nature à le confirmer.
La configuration des lieux, au centre d'un cirque naturel cerné par 200 monts et sommets, semble également propice aux cultes topiques ou naturistes que pratiquaient ces civilisations primitives. De même que l'étymologique de ce lieu-dit baptisé Termi Ribi semble renvoyer à la divinité Terminos, dieu des limites et des frontières.

Rencontre d'un troisième type ?

La frontière la plus évidente que surplombe ce sanctuaire en plein Mercantour est la vallée du Cians aux roches rouges chargées de ces métaux qui ont révolutionné l'Age du Bronze puis du Fer.
Mais, les Alpes du Sud marquent aussi une tout autre frontière, « celle qui, jusqu'à l'invasion des Romains, séparait deux clans distincts et vraisemblablement rivaux, explique Franck Suméra.Il y avait d'un côté de l'Italie ceux qui peuplaient la vallée de l'Asturia et qui incinéraient leurs morts. Et de l'autre les hommes de " Provence " qui vivaient dans la vallée de l'Ubaye et qui, eux, pratiquaient l'inhumation. »
Entre les deux, le Mercantour était jusque-là considéré comme une sorte de no man's land de l'Age du Fer. La découverte d'un sanctuaire vient bousculer cette idée reçue. L'homme avait bel et bien investi ces vallées reculées dès les IIIe et IVe siècles avant Jésus-Christ.
Reste à savoir s'il appartenait au clan Ligure ou aux Gaulois de l'Ubaye. À moins qu'il ne s'agisse d'une rencontre d'un troisième type...
Un clan à part entière vivait-il là il y a 2 500 ans ? À longueur d'année ou seulement à la belle saison ? Le sanctuaire de la Tournerie est loin d'avoir livré tous ses secrets. Mais déjà d'autres cercles concentriques repérés dans la Tinée intriguent les scientifiques...

Nicematin.com: http://www.nicematin.com/vallees/diapo-un-sanctuaire-gaulois-decouvert-dans-le-mercantour.1839994.html

Arles : nouvelle découverte archéologique majeure (France)

Ce n'est pas trop de saison, pourtant le Père Noël est passé sur le site de la Verrerie, à Trinquetaille. Après la découverte sur place, dans les années 80, des mosaïques de L'Aîon et de la Méduse, devenues pièces maîtresses du musée départemental Arles antique, ce sont des enduits peints datant du Ier siècle avant Jésus-Christ, identifiés comme étant du 2e style pompéien, qui avaient été repérés l'an dernier par les archéologues, au cours d'une fouille d'urgence en lien avec un chantier d'insertion. Flairant le gros coup, les spécialistes avaient obtenu l'aval pour une fouille programmée, et la présence de Julien Boislève, un des seuls toichographologues du pays (comprenez spécialiste des enduits peints) pour la durée du chantier.
Et la mise au jour de ces enduits, après un déblaiement minutieux, a confirmé toutes les promesses. "Ils présentent un état de conservation exceptionnel", explique Marie-Pierre Rothé, archéologue au Musée bleu, et responsable des fouilles. Sur le mur dégagé, vraisemblablement dans ce qui fut une chambre, les peintures sont en place sur une hauteur de plus d'un mètre. "On a une quinzaine de sites en Gaule, mais très peu ont livré un ensemble conséquent, indique Julien Boislève. Là, c'est le site le plus complet pour le 2e style pompéien en France !"

Sans doute, de nouvelles découvertes très prochainement

Et ce n'est sans doute pas fini, puisque la pièce attenante contiendrait elle aussi des enduits peints dans le même état de conservation, sur deux pans de murs. De cela, on en sera certain l'an prochain, avec la prochaine session de fouilles, mais les archéologues font preuve d'optimisme et d'enthousiasme. "Le potentiel est énorme, savoure Alain Genot, archéologue au Musée bleu et coresponsable des fouilles. Ce qu'on a dégagé, c'est déjà l'ensemble le mieux conservé de Gaule. Alors, quand on pense aux deux parois qui restent..."
"Ce qu'on a trouvé, cela va au-delà de nos attentes, poursuit Julien Boislève. Des chantiers comme ça, je n'en aurais pas beaucoup. Ça peut même être le chantier d'une vie. On a aussi 400 caisses de fragments qui ont été conditionnées, c'est considérable !"
À titre de comparaison, seules 350 caisses ont été remplies lors des fouilles préventives menées sur le chantier du parking Jean-Jaurès, à Nîmes, alors qu'il s'étendait sur plusieurs hectares. Là, on parle de 400 caisses pour une dizaine de mètres carrés simplement, contenant des fragments effondrés qui pourraient permettre de reconstituer l'ensemble du décor de la pièce, voire même de celle du dessus, puisque l'on était dans une maison à étage. D'où le sourire des spécialistes, au travail depuis quelques mois sur ce terrain communal, où, durant une trentaine d'années avant la Révolution, on a construit des bouteilles de verre (d'où le nom Verrerie, Ndlr). "Il y a une grande variété de décors, une grande richesse, on a des pigments coûteux comme le rouge cinabre, détaille le toichographologue Julien Boislève. Et dans le fragmentaire, on a des éléments de figuration que l'on avait jamais vus en Gaule auparavant. On a trouvé un élément de masque de théâtre, des éléments de grands personnages. C'est vraiment quelque chose d'unique en France, la première fois que l'on trouve de la figuration sur du 2e style pompéien !"
Avec cette nouvelle découverte, le musée départemental Arles antique récupère un nouveau trésor inestimable. Mais d'ici à ce que ces oeuvres soient exposées, le temps risque d'être long. Normal, après tout, Rome ne s'est pas faite en un jour...
Prélèvement, études, restauration et... exposition ?
Impossible de laisser les enduits peints in situ. Déjà parce qu'ils sont à un niveau inondable ; et puis, l'exposition dans un environnement extérieur entraînerait de gros dégâts. Par exemple, le pigment de rouge cinabre vire rapidement au noir en cas d'exposition au soleil. Les enduits ont donc été prélevés par l'atelier de conservation et de restauration du musée départemental Arles antique. Une procédure délicate, puisqu'il s'agissait de passer une fine lame métallique entre le mur et le mortier pour désolidariser les plaques de peinture. Les pièces seront stockées en réserve, pour être étudiées par les archéologues. Le toichographologue Julien Boislève prévoit presque deux ans de travail, notamment pour essayer de réunir les fragments effondrés retrouvés lors du chantier et ainsi compléter les décors. "C'est un énorme puzzle", témoigne Marie-Pierre Rothé, responsable des fouilles.
Ensuite, il faudra restaurer tout ça. "Le labo est de toute façon plein jusqu'en 2015", tempère Alain Charron, conservateur en chef du patrimoine au Musée départemental Arles antique. Donc, si l'atelier ne peut pas intervenir avant 2016, il ne faut pas s'attendre à la moindre exposition avant 2018, au mieux. "Mais on peut se dire que ce serait quelque chose d'exceptionnel de remonter une pièce romaine telle qu'elle était, on est très tenté de le faire, souffle Alain Charron. Je pense avoir déjà trouvé la place." Et rassurez-vous, il n'y aura pas besoin d'une nouvelle extension pour le Musée bleu.

La Provence:
http://www.laprovence.com/article/actualites/2978183/arles-nouvelle-decouverte-archeologique-majeure.html

Osorno saca a la luz los primeros tesoros de la antigua "Dessobriga" (Palencia)

Bajo un sol asfixiante y bajo la árida tierra se encuentra el yacimiento de Dessobriga, un hábitat que remonta a la Edad del Hierro y se extiende hasta la época del imperio romano.
En 2013, de la mano de Margarita Torrione, francesa nacida en Támara de Campos, y con el apoyo de la Sociedad Arqueológica de Bron (Francia), comenzó el proyecto. Se llevaron a cabo campañas de fotografía aérea, así como una extensa prospección geofísica que revelaron claros indicios de una ocupación en el terreno tiempo atrás.
Tras presentar el proyecto ante las instituciones públicas, la Diputación, la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Osorno y el Ayuntamiento de Melgar de Fernamental (Burgos) accedieron a colaborar con el plan. «Quizá, uno de los aspectos que más han gustado al presentar el proyecto ha sido que la financiación es mixta,  no va a provenir sólo de las instituciones públicas, sino que también se compone de una parte privada que procede de la sociedad francesa» afirma Margarita Torrione, que resalta los aspectos más positivos del proyecto. «En tiempos de crisis es un alivio saber que no sólo es una parte la que tiene que poner todo el montante», apostilla.
Desde el 14 de julio tiene lugar la primera fase de las excavaciones, que durará hasta el 9 de agosto. Se trata de un sondeo inicial en los puntos más importantes del páramo, cuatro catas exactamente, donde esperan encontrar los hallazgos mas evidentes que han denotado las pruebas hechas en 2013.
descubrimientos. Una cabaña que puede datar del S. IX u VIII a.c y un muro de protección vaccea son los primeros tesoros que Margarita y su equipo han desenterrado. Los indicios apuntan a que una necrópolis puede hallarse en la parte baja del páramo. Restos de animales, algunos dientes y cerámicas decoradas son pequeños elementos que ya han aparecido en Dessobriga y que aportarán al equipo información sobre quiénes habitaron el poblado.
La interpretación del material resulta complicada en un primer momento. Requiere un exhaustivo proceso de limpieza y tratamiento de las piezas y después su correspondiente analítica, pero esto no supone una traba para los ilusionados arqueólogos.
Francisco Javier Abarquero Moras y Jaime Gutiérrez Pérez, arqueólogos que están al frente de las excavaciones resaltan la importancia del proyecto a pesar de que sea «una iniciativa a largo plazo, cuyos resultados más significativos se conocerán con el paso del tiempo».
 El hecho de que sea un equipo mixto hispano-francés, el que desarrolla el proyecto es una seña de identidad para el mismo.
La chispa que prendió el fuego fue Margarita Torrione, catedrática de la Universidad de Saboya, quien observó y estudió las tierras cuando eran simplemente de cultivo.
Su vinculación con la sociedad francesa arqueológica de Bron (que actúa sin ánimo de lucro) de la cual su marido, Jean François, es el presidente, ha hecho posible que jóvenes voluntarios franceses y amantes de la arqueología como Simon Cahanier, Eva Lemaitre y Alexandra Cardullo, colaboren trabajando en el proyecto, además el equipo técnico de trabajo lo aporta la sociedad. Más instituciones colaboran, como el Ayuntamiento de Osorno que financia los gastos del hotel en el que se hospedan los voluntarios, o los propietarios de las parcelas, Mariano García de la Hoz y Amelia Cuesta García, que han autorizado las excavaciones.
«Hay que crear historia, construir imágenes que no están en el imaginario colectivo» asegura Margarita «debemos forjar la identidad de esta tierra», añade.
«Puede que este proyecto no se convierta en una Olmeda II, pero aun así, no deja de ser importante, es necesario saber qué paso aquí hace siglos, por qué aquí, con qué fines y de este modo la gente podrá conocer datos sobre la tierra en la que vive» puntualiza la arqueóloga francesa.
«Palencia tiene más historia de la que nosotros conocemos y hay que descubrirla», concluye a pie de yacimiento.

Fuente: Diario Palentino: http://www.diariopalentino.es/noticia/ZB86BCCE3-B7CC-959F-CF409F0E077D1BE9/20140728/osorno/saca/luz/primeros/tesoros/antigua/dessobriga

domingo, 27 de julio de 2014

Archaeologists discovered lost medieval town in Wielkopolska

The discovery was made in January in the village of Niedźwiedziny in Wielkopolska by Marcin Krzepkowski, archaeologist cooperating for many years with the Regional Museum in Wągrowiec, during the analysis of orthophotos, the actual photographic maps of the area in a geodesic matrix, available on www.geoportal.pl.
"The published aerial photos are so accurate that have allowed to spot, in the fields near the village Niedźwiedziny, the crops with different colour, arranged in the shape of houses spread around a central square. I interpreted this system as a medieval urban layout" - Krzepkowski told PAP.
Some of the detected buildings were very large, reaching 10 m in length, with a width up to 9 m. According to preliminary calculations of scientists, in the medieval town there were about 30 built up plots, 20 of them surrounding the square and about 10 by the outgoing streets. They were probably inhabited by no more than 200 people.
North of the urban system there is a clear system of objects which, according to Krzepkowski, are the remains of an ova village. Most researchers associate this form of the village with the colonization of German law in the second half of the 13th century. The centre of this type of settlement was a square called half-village, often with a pond, sometimes a church or tavern.
"About 300 meters south-east of the town, located on an elevation in the Dzwonówka valley, are what we speculate to be relics of the medieval knight's estate and old Polish manor" - added Krzepkowski.
On the surface of the fields there visible concentrations of pugging numerous fragments of pottery and charcoal, brought to the surface by plowing. In the same way, archaeologists also selected the possible location of the cemetery, probably associated with local church - added Krzepkowski.
Discovery site is located in an area poorly recognized by archaeologists - Zielonka Forest is dominated by dense forest. Researchers often detect sites in the course of surface surveys, consisting in going through the fields after plowing and searching for fragments of pottery and other objects. Forests effectively impede such actions. The town in the village of Niedźwiedziny was discovered only because its relics are located in cultivated fields, which, however, are surrounded by by the forest.
The disovered town was named Dzwonowo, in the literature frequently referred to as Swanow or Zwanowo. Source query about it was performed by Marcin Moeglich of the Regional Museum in Wągrowiec. The first mention of Dzwonowo date back to the beginning of the 14th century, when the town belonged to the future governor of Poznań, Dobrogost - and later to his descendants.
The researchers speculate that through the town ran the road connecting Poznań with Gdansk Pomerania, leading through Łekno, Kcynia and Nakło. Competition from the private towns subsequently founded near Dzwonowo (Goślina Kościelna, Skoki) probably caused its slow decline. It is possible that the town also suffered during the civil war in the late 14th century.
In the last decade, two other lost Polish medieval towns were identified through aerial photography - the first location of Szamotuły and Nieszawa.

Source: Science and Scholarship in Poland: http://www.naukawpolsce.pap.pl/en/news/news,401225,archaeologists-discovered-lost-medieval-town-in-wielkopolska.html

Le mystère de l’enfant aux bois de cerf

En juillet 1965 débarque en Israël un jeune préhistorien qui n'a même pas trente ans, Bernard Vandermeersch. Il est là pour étudier la grotte de Qafzeh, à deux kilomètres de Nazareth, dans le nord du pays. Il ne le sait pas encore, mais il va y faire l'une des plus importantes découvertes de sa vie. Avec un chercheur israélien, il met au jour en effet des squelettes d'hommes anciens, à l'anatomie semblable à la nôtre. Stupeur : ceux-ci semblent avoir manipulé les mêmes outils que les néandertaliens. Allons donc… Des outils archaïques dans les mains d'une espèce évoluée comme la nôtre ? L'annonce fait lever de nombreux sourcils chez les paléoanthropologues.
Ces derniers ne sont pas au bout de leurs surprises. Car en 1988, la nouvelle tombe : les fossiles de Qafzeh ont plus de 90 000 ans. Eux qu'on voyait comme des cousins orientaux de l'homme de Cro-Magnon sont près de soixante mille ans plus anciens. L'histoire de notre espèce, les Homo sapiens modernes, se révèle bien plus longue que prévu. Elle plonge ses racines en Afrique, et bien plus loin dans la Préhistoire que ne le pensaient les chercheurs.
Et ce n'est pas fini. Car plusieurs années auparavant, ce site extraordinaire avait dévoilé un autre de ses trésors. Le 17 août 1969, l'équipe met en effet au jour une des plus anciennes sépultures du monde, et peut-être la plus frappante de la préhistoire. Elle est, encore aujourd'hui, sans véritable équivalent à une époque aussi ancienne.
C'est un adolescent, de douze ou treize ans. Il est sur le dos, au fond d'une petite fosse creusée dans un calcaire tendre. Ceux qui l'ont enterré lui ont replié les jambes et mises sur le côté. Sur ses hanches, ils ont déposé un gros bloc de calcaire. Ils lui ont allongé les bras sur la poitrine. Et entre ses mains, posées près de son cou, ils ont laissé une curieuse offrande : les bois d'un cerf, ou d'un grand daim, encore attachés à un morceau du crâne de celui-ci.
Les archéologues remarquent que l'adolescent a une fracture sur le front. Sans doute causée par un coup, ou une pierre. Ils décident de confier les restes à un médecin pour qu'il les examine. Ce dernier constate que la lésion a cicatrisé. Ce qui veut dire que l'enfant a survécu. Le médecin penche donc plutôt pour un choc léger, sans grande conséquence.
Mais l'une des anthropologues de l'équipe, qui a elle aussi étudié les restes, a toujours conservé un doute. Or au cours des années 1980, des chercheurs commencent à utiliser des scanners sur des crânes d'hommes fossiles. Au milieu des années 2000, les progrès de la technique permettent de réaliser des empreintes 3D extrêmement précises de l'intérieur de crânes fossiles. Une sorte de moulage virtuel du cerveau. D'où l'idée des chercheurs d'appliquer la technique à l'enfant de Qafzeh. Le fossile est envoyé pour cela dans un hôpital de la côte, à Haïfa.
Et ces techniques montrent que la blessure de l'adolescent était beaucoup plus grave qu'on ne l'avait pensé. D'abord parce qu'elle a entraîné un retard de croissance majeur. « Son cerveau a la taille de celui d'un enfant de six ans » explique Hélène Coqueugniot, du CNRS, qui a conduit l'étude. Autrement dit, il a reçu ce coup dans l'enfance. D'où des séquelles irréversibles. Après, savoir exactement quelles en ont été les conséquences neurologiques reste un exercice périlleux. D'après les zones du cerveau touchées, il pouvait avoir du mal à contrôler ses mouvements, à réaliser certaines tâches, et/ou à fixer son regard.
Bref, il avait très certainement une personnalité singulière, un comportement étrange pour le groupe d'hommes et de femmes avec qui il vivait. Est-ce pour cela qu'à sa mort, il a bénéficié d'un traitement spécial ? Car sa tombe est unique. Toutes les autres sépultures de la grotte sont beaucoup plus simples. Au mieux une fosse, et jamais d'offrandes. Incontestablement, cet adolescent qui n'était pas comme les autres, incarnait quelque chose pour le groupe venu l'enterrer dans cette grotte, il y a près de cent mille ans.

Le Monde: http://archeo.blog.lemonde.fr/2014/07/23/le-mystere-de-lenfant-aux-bois-de-cerf-2/

Elle découvre le port antique du Vieux Poitiers (France)

Il suffit d'emprunter le chemin des Pêcheurs pour tomber sur quelques véhicules et un campement. Là, depuis une semaine, une équipe effectue deux fois par jour des plongées dans le Clain, à raison d'une heure et demie à deux heures la séance.
Mais pour y chercher quoi? Tout simplement les vestiges d'un port antique en lien avec la vaste cité gallo-romaine du Vieux Poitiers, dont le site n'est qu'à quelques hectomètres. Cette découverte, car c'en est une, a été faite par Morgane Cayre, une jeune archéologue plongeuse deux-sévrienne. « Il y a quatre ans dans le cadre d'un master sur l'archéologique subaquatique, j'ai été amenée à prospecter dans le Clain, explique la jeune femme. L'année dernière, lors de sondages archéologiques, on est tombé sur cette installation portuaire. Avec les sondages qu'on a faits à la suite, cela s'est vérifié. »

Un pont antique et un buste de statue

Les vestiges, cachés entre 20 et 60 cm sous la surface de l'eau, comportent des bois verticaux à la perpendiculaire de la berge. « Il y a également quelques bois parallèles un peu plus en aval, explique Morgane Cayre. Ça forme un carré avec de la pierre pour faire blocage. On peut imaginer qu'au-dessus, on y trouvait soit des parements en pierre soit des planchers en bois. Cela formait un quai ou un port, en tout cas une avancée sur l'eau qui devait permettre le chargement de marchandises ou alors une activité de pêche. » Le tout serait daté du II siècle (après J.C.).
La découverte est d'importance sur un secteur, proximité de la ville gallo-romaine oblige, qui regorge de vestiges potentiels. Elle confirme le statut de cité de premier plan du Vieux Poitiers. Elle fait suite à plusieurs découvertes récentes dans le Clain comme un pont antique et un buste de statue gallo-romaine.
Les sondages en cours sont financés par le ministère de la Culture. Six bénévoles dont cinq plongeurs y participent sous la direction de Morgane Cayre et la supervision de Jean-François Mariotti, archéologue à la Drac. Lui est formel: l'intérêt du site est certain, voire exceptionnel. Ces premiers sondages pourraient d'ailleurs précéder un vrai chantier de fouilles si la commission interrégionale de la recherche archéologique donne son accord. Ce sera à Morgane Cayre de convaincre que l'histoire ne s'arrête pas là.

Centre Presse: http://www.centre-presse.fr/article-326024-elle-decouvre-le-port-antique-du-vieux-poitiers.html#prettyPhoto

Tras el oro del Sil (León)

Todavía hay minas de oro inexploradas. Yacimientos camuflados entre la densa vegetación de las comarcas de Laciana, Babia occidental, Alta Omaña y Palacios del Sil. El arqueólogo leonés Rubén Rubio planea prospectar la zona. Tiene permiso de la Junta para ello. Muchos de estos enclaves eran conocidos por los astures, aunque fueron los romanos los que llevaron a cabo la explotación sistemática de los grandes complejos mineros del noroeste peninsular. Minas a cielo abierto y otras subterráneas que acabaron siendo olvidadas.
A Rubio le interesa catalogar el poblamiento antiguo y su transformación vinculada a los enclaves auríferos de la zona. Hay asentamientos incluso de la Edad del Hierro.
Aparte de los ‘depósitos’ de oro del complejo situado entre Salientes y Rabanal de Abajo, Rubio pretende catalogar otras posibles cortas mineras ‘inéditas’. Forma parte de la investigación de su tesis doctoral, que ha titulado Poblamiento antiguo y minería aurífera en la cuenca alta del río Sil (León). La investigación, realizada en el marco de la Universidad de Salamanca, bajo la dirección de Francisco Javier Sánchez-Palencia Ramos (CSIC) y Ángel Esparza Arroyo, se centra en el análisis de las transformaciones socio-económicas y políticas que tuvieron lugar en esta zona entre la I Edad del Hierro y el bajo imperio romano, es decir, a lo largo de unos 1.200 años, con especial atención al impacto de la romanización y la puesta en explotación de un importante conjunto de minas de oro en el alto valle del Sil.
«El proyecto pretende determinar la naturaleza del poblamiento prerromano y romano, estudiar la evolución del paisaje y analizar el paso de las comunidades astures de una escala local o comarcal a un sistema político de rango continental implantado por el Imperio Romano, con las drásticas transformaciones socio-económicas que este cambio debió implicar», explica Rubio.
El objetivo de la prospección arqueológica es catalogar los lugares arqueológicos enmarcados en el abanico cronológico del estudio, para a continuación plantear la posibilidad de seleccionar una serie de enclaves de especial interés (tanto castros como asentamientos en llano e incluso zonas mineras) en los que llevar a cabo excavaciones arqueológicas que ayuden a clarificar el marco temporal de los yacimientos, sus características y las formas de vida de los grupos humanos que habitaron y explotaron este territorio en la antigüedad.
La pregunta es clara, ¿fueron los yacimientos de oro la causa de tantos asentamientos en esta zona leonesa? Para Rubio, «la implantación romana en la zona estuvo condicionada en gran medida por su interés en explotar los yacimientos de oro y, por tanto, la puesta en marcha de la minería aurífera a gran escala es el principal factor que puede explicar la existencia de numerosos asentamientos castreños en el alto Sil. En este sentido, uno de mis objetivos es detectar todas las trazas que se pueden observar en el paisaje de la presencia tanto de los romanos como de las poblaciones indígenas anteriores».

La fiebre del oro

Como se sabe, los romanos extrajeron miles de kilos de oro de León —principalmente de Las Médulas— y removieron millones de metros cúbicos de tierra para conseguirlo. El Estado romano desplegó inmensos recursos para la explotación del oro en la provincia leonesa: legiones y campamentos encargados del control de las minas y del transporte del mineral, construcción de miles de kilómetros de vías, una increíble obra de ingeniería hidráulica (los canales de La Cabrera) para el suministro de agua a las minas...
La fiebre del oro no se apagó tras la caída del Imperio Romano. En el siglo XIX compañías alemanas, holandesas e inglesas continuaron la labor de los romanos en explotaciones mineras concretas. El año pasado la Junta sacaba a concurso 102 derechos mineros a petición de 29 empresarios que investigaban si es rentable volver a extraer oro.

Fuente: Diario de León: http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/oro-sil_908339.html

Fuenteungrillo (Valladolid) acogerá en agosto un curso de arqueología medieval

Fuenteungrillo (Valladolid) acogerá en agosto un curso de arqueología medieval con estudiantes de seis comunidades
El curso de arqueología medieval y gestión del patrimonio que se celebrará entre el 1 y el 31 de agosto en el poblado medieval de Fuenteungrillo, localidad situada a cuatro kilómetros de Villalba de los Alcores (Valladolid), acogerá a estudiantes de seis comunidades autónomas que recibirán formación en técnicas arqueológicas de campo, así como de gestión del Patrimonio Cultural.
El curso de arqueología medieval y gestión del patrimonio que se celebrará entre el 1 y el 31 de agosto en el poblado medieval de Fuenteungrillo, localidad situada a cuatro kilómetros de Villalba de los Alcores (Valladolid), acogerá a estudiantes de seis comunidades autónomas que recibirán formación en técnicas arqueológicas de campo, así como de gestión del Patrimonio Cultural.
Según ha señalado uno de los codirectores de las excavaciones, Miguel Ángel Brezmes, "una vez que el yacimiento ha sido excavado hay un paso más, que es la divulgación y sensibilización, que tradicionalmente han quedado al margen del proceso arqueológico".
Asimismo, ha recalcado la importancia de que los arqueólogos tengan nociones de gestión patrimonial para así "poder dar a conocer los resultados que, de otro modo, quedarían olvidados en un despacho."
La empresa Arbotante Patrimonio e Innovación S.L., ubicada en el Parque Científico de la Universidad de Valladolid (UVA), asegura en un comunicado recogido por Europa Press, que la mayor parte de las plazas ya han sido cubiertas.
Iván García, codirector de la excavación, ha mostrado su satisfacción por poder "abordar en estos momentos un curso de esta envergadura", puesto que "resultaba todo un reto", y ha agradecido el apoyo de las instituciones y la "buena acogida" que ha tenido por parte de los estudiantes, y ha añadido que esto les lleva a plantearse "un proyecto de investigación continuado en Fuenteungrillo".
Durante el curso, además, se han programado visitas guiadas a las excavaciones, de forma que cualquier persona que quiera conocer el proceso arqueológico en vivo pueda hacerlo.
Todos aquellos que deseen recibir más información, podrán hacerlo acudiendo a la página web http://www.tecnoarqueologia.com.

COLABORACIÓN

El curso ha sido organizado por la Asociación Científico Cultural 'Beatriz de Suabia' y cuenta con el apoyo técnico de la empresa Arbotante Patrimonio e innovación S.L. en colaboración con el Departamento de Historia Medieval de la UVA.
Además, han colaborado con esta iniciativa la Diputación Provincial de Valladolid, el Ejército de Tierra, los Ayuntamientos de Montealegre de Campos, Mucientes y Villalba de los Alcores, así como la Asociación Científico Cultural 'Zamora Protohistórica'.

Fuente: Arqueología Medieval: http://www.arqueologiamedieval.com/noticias/9629/fuenteungrillo-valladolid-acogera-en-agosto-un-curso-de-arqueologia-medieval

sábado, 26 de julio de 2014

Stone artefacts from 700,000 year old South African site

Excavations at an archaeological site at Kathu in the Northern Cape province of South Africa have produced tens of thousands of Earlier Stone Age artefacts, including hand axes and other tools.
These discoveries were made by archaeologists from the University of Cape Town (UCT), South Africa and the University of Toronto (U of T), in collaboration with the McGregor Museum in Kimberley, South Africa.
A threatened site
The archaeologists’ research on the Kathu Townlands site, one of the richest early prehistoric archaeological sites in South Africa, has been published in the journal, PLOS ONE.

It is estimated that the site is between 700,000 and one million years old.

Steven James Walker from the Department of Archaeology at UCT, lead author of the journal paper, says: “The site is amazing and it is threatened. We’ve been working well with developers as well as the South African Heritage Resources Agency to preserve it, but the town of Kathu is rapidly expanding around the site. It might get cut off on all sides by development and this would be regrettable.”
Today, Kathu is a major iron mining centre. Walker adds that the fact that such an extensive prehistoric site is located in the middle of a zone of intensive development poses a unique challenge for archaeologists and developers to find strategies to work cooperatively.

Kathu Complex

The Kathu Townlands site is one component of a grouping of prehistoric sites known as the Kathu Complex. Other sites in the complex include Kathu Pan 1 which has produced fossils of animals such as elephants and hippos, as well as the earliest known evidence of tools used as spears from a level dated to half a million years ago.
Michael Chazan, Director of the Archaeology Centre at U of T, emphasizes the scientific challenge posed by the density of the traces of early human activity in this area.
“We need to imagine a landscape around Kathu that supported large populations of human ancestors, as well as large animals like hippos. All indications suggest that Kathu was much wetter, maybe more like the Okavango than the Kalahari. There is no question that the Kathu Complex presents unique opportunities to investigate the evolution of human ancestors in Southern Africa.”

Source: Past Horizons: http://www.pasthorizonspr.com/index.php/archives/07/2014/stone-artefacts-from-700000-year-old-south-african-site

El Congreso Mundial de Prehistoria y Protohistoria de Burgos contará con más de 1.650 comunicaciones científicas

CGP/DICYT

El XVII Congreso Mundial de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas (UISPP) contará con 119 sesiones científicas y más de 1.650 comunicaciones científicas presentadas por 3.032 diferentes autores de 55 países de los cinco continentes. Estas sesiones se celebrarán simultáneamente en 23 aulas de la Facultad de Derecho y de la Facultad de Económicas de la Universidad de Burgos. El Congreso contará con seis conferencias magistrales: una a cargo de un científico de primera fila de cada uno de los cinco continentes, y la sexta a cargo de un genetista de prestigio internacional.
Una de estas conferencias será en español, estará abierta al público y se pronunciará en el Auditorio Fórum Evolución el 3 de septiembre a las 20 horas, bajo el título‘La evolución humana en las Américas. Paralelismos globales y particularidades desde el último continente colonizado, y será impartida por José Luis Lanata, director del Instituto de Investigaciones en Diversidad Cultural y Procesos de Cambio. Universidad Nacional Río Negro, Argentina.
La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, ha señalado en la presentación de estos contenidos científicos que uno de los objetivos de la Junta es seguir dando a conocer en el mundo Atapuerca y el Museo de la Evolución Humana y, en este sentido, este congreso será “una muestra más del poder de atracción internacional del Proyecto Atapuerca y servirá también para seguir situando al Museo de la Evolución Humana en el mundo”.
Garcia ha asegurado que, con este congreso, el Sistema Atapuerca y la Junta de Castilla y León “dan un paso más en el binomio investigación y difusión, desde la perspectiva de un reto cada día más cercano: la internacionalización de Atapuerca y Castilla León como centro de referencia y conocimiento mundial que transfiere con éxito la importancia de estos yacimientos al sector productivo, con un impacto económico y turístico indudable.
La Junta de Castilla y León aportará 100.000 euros a la organización del Congreso a través de la Fundación Atapuerca. El Congreso se celebrará en Burgos del 1 al 7 de septiembre de 2014, en el campus de la Universidad de Burgos, después de 60 años sin reunirse en España.

Actividades complementarias del Congreso UISPP

La celebración de este congreso mundial permitirá también que los investigadores puedan conocer las instalaciones del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), donde trabajan algunos de los científicos más punteros del mundo en materia de evolución humana.
Aprovechando este Congreso, la Universidad de Burgos y la Fundación Atapuerca coeditarán una publicación que permitirá a los congresistas conocer el estado actual de la investigación científica en los principales yacimientos españoles de Prehistoria y Protohistoria. Se presentará en dos ediciones distintas, en inglés y en español, divida en dos volúmenes por cronología: el primero sobre Los cazadores recolectores del Pleistoceno y del Holoceno en Iberia y el estrecho de Gibraltar: estado actual del conocimiento del registro arqueológico y el segundo Protohistoria de la Península Ibérica: del neolítico a la Romanización.
El objetivo es que los científicos extranjeros que participen en el Congreso conozcan el estado de la investigación en los yacimientos españoles que se están excavando en la actualidad o que se excavaron en el pasado, pero siguen aportando nueva información.
Durante el Congreso, el 3 de septiembre, se ofertan varias excursiones por la provincia de Burgos y por otras zonas limítrofes, y durante el fin de semana se harán visitas especiales a los yacimientos de la sierra de Atapuerca. Algunos patronos de la Fundación Atapuerca se han unido al esfuerzo institucional de la Fundación aumentado su colaboración con ocasión de este Congreso, como es el caso de la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Burgos, la Diputación Provincial de Burgos, la Universidad de Burgos y la Fundación Repsol, que patrocina dos sesiones científicas.

Fuente: DiCYT: http://www.dicyt.com/noticias/el-congreso-mundial-de-prehistoria-y-protohistoria-de-burgos-contara-con-mas-de-1-650-comunicaciones-cientificas?handle=el-congreso-mundial-de-prehistoria-y-protohistoria-de-burgos-contara-con-mas-de-1-650-comunicaciones-cientificas&newsId=

Jornadas de cine arqueológico en Padilla de Duero (Valladolid)

CGP/DICYT

El Centro de Estudios Vacceos de la Universidad de Valladolid Federico Wattenberg pone en marcha hoy el ciclo de cine arqueológico, que se celebrará los días 25 y 26 de julio y 8 y 9 de agosto en la localidad vallisoletana de Padilla de Duero. Las jornadas están organizadas por el Centro y el Museo Romano Oiasso de Irún en colaboración con el Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa.
Todas las proyecciones comenzarán alrededor de las 10 de la noche. Tendrán lugar en la sede del Centro de Estudios Vacceos y la entrada en todas ellas es gratuita, si bien el aforo está limitado a 100 plazas. Cada una de las proyecciones durará unos 120 minutos. Se proyectarán documentales en forma de largometrajes y cortometrajes. En total, habrá 14 proyecciones repartidas en las cuatro jornadas.
Estas jornadas buscan poner en valor el conocimiento de la historia y del patrimonio para su conservación y transmisión entre generaciones, a la vez que mostrar los resultados de las investigaciones del Centro de Estudios Vacceos. Además, cada una de ellas estará dedicada a una temática distinta abarcando temas como el origen del hombre, el arte del Paleolítico, los celtas en Europa y la Iberia prerromana y Herculano.
El Centro de Estudios Vacceos “Federico Wattenberg" lleva 13 años apostando por la investigación histórica en la Zona Arqueológica Pintia de Padilla de Duero y Peñafiel, en Valladolid. Todo ello se completa con programas docentes de formación extrauniversitaria actividades culturales y exposiciones.
El Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa (FICAB) está organizado desde el año 2001 por el Museo Romano Oiasso y el Ayuntamiento de Irún para acercar la Arqueología a la sociedad mediante la difusión de obras audiovisuales. Desde 2004 es competitivo y celebrará su XIV edición el próximo mes de noviembre.
Los documentales que se proyectarán son en la primera jornada “Los primeros europeos" y “Las montañas y sus misterios", en la segunda jornada se podrán ver “10 razones para la humanidad", “Pelea en la presa" y “Arte libre. Vale de Coa y Siega Verde", el viernes 8 de agosto “Tras las huellas de los celtas", “Los festines de Luern" y “Cuando los galos perdieron la cabeza" y, para finalizar, el sábado 9 de agosto habrá un maratón de pequeños documentales: “El vino y el banqueteen la ribera del Duero durante la protohistoria", “Ataque al poblado de La Hoya", “L’Alcudia", “La batalla de Andagoste", “El ánfora de Eleusis" y “Herculano. Diario de la oscuridad y de la luz".

Fuente: DiCYT: http://www.dicyt.com/noticias/jornadas-de-cine-arqueologico-en-padilla-de-duero-valladolid?handle=jornadas-de-cine-arqueologico-en-padilla-de-duero-valladolid&newsId=

Hallan nuevos restos de campamentos de neandertales en los alrededores de Atapuerca (Burgos)

IPHES/CGP/DICYT

La campaña de excavación de este verano en Atapuerca, que finaliza hoy, ha obtenido unos interesantes resultados en el yacimiento de Fuente Mudarra que refuerzan la idea de que los los alrededores de la sierra pueden tener un enorme potencial, con multitud de campamentos de la época de los neandertales.
“El hallazgo de un posible hogar, de herramientas in-situ y de un pequeño fragmento de hueso en dicho yacimiento invitan a pensar que este yacimiento puede darnos muchas claves sobre el modo de vida de los neandertales de hace unos 50.000 años”, según ha explicado Marta Navazo, arqueóloga responsable de los trabajos que se realizan en Fuente Mudarra. “Estos hallazgos también sugieren la necesidad de ampliar la superficie de excavación en este lugar”, ha señalado.
Fuente Mudarra es una ocupación en una ladera a orillas del río Pico en donde diferentes grupos de neandertales estuvieron a lo largo de decenas de miles de años. Es un paraje muy extenso en el que desarrollaron diferentes actividades. Se excava una cata de 12 metros cuadrados, y este año se ha trabajado en un nivel 4b, en el que se fabricaron herramientas de piedra. Se han recuperado cientos de restos que indican que en este lugar se realizaban las labores de manufactura de instrumentos líticos de sílex y cuarcita.
En la Sima del Elefante, de 1’2 millones de antigüedad, se han recuperado restos de animales pequeños como es el castor o diferentes especies de ave, así como de macromamíferos, caso de un cérvido. Algunos restos de huesos largos de macromamíferos presentan marcas de corte producidas por la actividad humana. Este dato refuerza los resultados ya existentes de la presencia de los grupos humanos en el Pleistoceno Inferior.
En el nivel TD4 de Gran Dolina, de aproximadamente un millón de años, es decir, unos 200.000 años más antiguo que el nivel TD6 donde se recuperaron los fósiles humanos de Homo antecessor, quizás una de las piezas más espectaculares obtenidas este año corresponde a una mano y un pie de un jaguar (Panthera gombaszoegensis) en conexión anatómica, que murió en la cueva alimentándose, quizás, de alguno de los cadáveres caídos.
También los grupos humanos se aprovecharon de las carroñas. Se han descubierto algunas herramientas de sílex que seguramente sirvieron para procesar las carcasas de los animales muertos por esta trampa natural. Lo más importante en este sentido es que se confirma la continuidad de presencia humana en la sierra de Atapuerca entre 1 millón de años (TD4) y los 800.000 de Homo antecessor (TD6).

Paleomagnetismo

Con la intención de corroborar la edad de todo el tramo inferior de la estratigrafía de Gran Dolina, este año se ha contado con la ayuda del paleomagnetismo, el cual se ha estado realizando a tiempo real. En el caso de la parte inferior de Gran Dolina, todas las muestras han dado polaridad inversa, lo cual indica que desde el nivel TD7 hacia abajo, todos los sedimentos son más antiguos de 780.000 años. Ahora mismo se están analizando más muestras con la intención de encontrar entre TD4 y TD6 el periodo Jaramillo, dominado por una polaridad normal que ocurrió en el planeta hace 980.000 años y que serviría para confirmar definitivamente la edad estimada de estos niveles.
En Galería, la campaña se ha centrado en la Unidad GIIlb, datada en 260.000 años. Ha proporcionado más de 500 restos de fauna y más de 40 restos líticos. Los primeros (costillas, vértebras y elementos craneales) pertenecen principalmente a ciervos y caballos. También se han recuperado algunos restos de carnívoro.
Las herramientas líticas son lascas de sílex neógeno, utilizadas para descarnar a los animales, y bases naturales de cuarcita, usadas como percutores para romper huesos y/o retocar las herramientas.
Los hallazgos sugieren que los homínidos entraron en Galería de manera esporádica para aprovechar a los animales que caían a través a de la trampa natural situada al Este de la cavidad. La actividad de carnívoros también ha sido identificada a través de mordeduras en los restos abandonados por los humanos. Esta dinámica está en consonancia con las hipótesis planteadas en los trabajos realizados en el yacimiento de Galería durante la década de los 80 y 90 del siglo pasado.
En la Sima de los Huesos han seguido produciéndose hallazgos de fósiles humanos, entre ellos fragmentos de esqueleto post-craneal, como restos de costillas, vértebras, coxal, un trozo de húmero y huesos de manos y pies. Es destacable la recuperación de fragmentos craneales que los investigadores piensan que podrían corresponder a cráneos actualmente en reconstrucción y que pueden aportar valiosísima información sobre la morfología craneal. También destaca la presencia de un incisivo humano muy gastado que correspondería a un individuo de avanzada edad.
En la Galería de las Estatuas se ha profundizado en las dos áreas de excavación y se han recuperado restos de fauna y piezas de industria musteriense, la propia de los neandertales. La cronología de los niveles superiores se sitúa en torno a los 45.000-50.000 años, según recientes dataciones de radiocarbono.

Portalón de Cueva Mayor

En el Portalón de Cueva Mayor se han finalizado los trabajos de excavación de los niveles calcolíticos iniciados en la campaña del 2012, documentándose un contexto funerario con inhumaciones humanas acompañadas de elementos de ajuar como recipientes cerámicos, industria lítica (puntas de flecha y láminas de sílex) y ósea (punzones y pasadores), animales domésticos (ovicápridos y suidos) y objetos de adorno (colgantes y conchas) y abundantes hogueras.
Una vez traspasados los niveles calcolíticos se han comenzado a excavar niveles neolíticos caracterizados por la presencia de sucesivos suelos de ocupación con estructuras habitacionales (suelos preparados, hogares, muretes, etc.) de gran calidad, en los que además se han encontrado materiales líticos y cerámicos típicos de este período y abundante fauna doméstica y salvaje como el uro y el caballo. Dada la potencia de los niveles neolíticos, los resultados de este año no hacen más que presagiar una prometedora próxima campaña durante el año 2015.

Fuente: DiCYT: http://www.dicyt.com/noticias/hallan-nuevos-restos-de-campamentos-de-neandertales-en-los-alrededores-de-atapuerca?handle=hallan-nuevos-restos-de-campamentos-de-neandertales-en-los-alrededores-de-atapuerca&newsId=