martes, 30 de octubre de 2012

El estudio de la infancia en la Prehistoria: el caso del Calcolítico en el valle del Duero.


Ana Herrero Corral (Universidad Complutense de Madrid): El estudio de la infancia en la Prehistoria: el caso del Calcolítico en el valle del Duero.
El estudio de los restos infantiles ha sido tradicionalmente relegado a un segundo plano debido a ciertos factores tales como su estado de conservación, la dificultad de identificación y excavación, etc. La bibliografía sobre Prehistoria ha olvidado mayoritariamente a los individuos infantiles, que siempre han recibido un tratamiento marginal e inadecuado. Sin embargo, los individuos subadultos forman parte de la sociedad y si pretendemos aproximarnos a las poblaciones del pasado, es absolutamente necesario tenerlos en cuenta en nuestras interpretaciones. Numerosos trabajos realizados recientemente, demuestran que, sobre todo con las técnicas de excavación actuales, los individuos infantiles se pueden documentar de la misma forma que los adultos. En este trabajo se utilizarán algunos ejemplos de yacimientos con restos humanos infantiles, en este caso del Calcolítico en el Valle del Duero, con el objetivo de demostrar el potencial de esta línea de investigación aún novedosa y poco explorada en nuestro país. El análisis de diversos aspectos que aparecen reflejados en su tratamiento funerario (tipo de tumba, ajuares asociados, vinculación o no con individuos adultos, patologías y marcadores de actividad, etc.) nos permite adentrarnos en su papel social, con asuntos de gran interés como el problema de la herencia del estatus.

II Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero. Del Neolítico a la Antigüedad tardía. León 2012.

lunes, 29 de octubre de 2012

Una mirada a los trabajos arqueológicos de la cuenca del Duero


JPA/DICYT El Museo de León ha acogido en los tres últimos días las II Jornadas de Jóvenes Investigadores del Valle del Duero, una cita organizada por la asociación Zamora Protohistórica en la que investigadores de varios países han presentado trabajos arqueológicos que abarcan desde el Neolítico hasta la Antigüedad Tardía. Los proyectos pertenecen a tesis doctorales, tesinas, trabajos fin de máster o proyectos de investigación profesionales y que tienen como marco geográfico la cuenca del Duero.
Un ejemplo del tipo de trabajos presentados es una investigación sobre Las Choperas, un yacimiento de superficie situado en la localidad leonesa de Santas Martas, fue localizado en 2005 por la Universidad de León y pertenece probablemente a la Edad de los Metales (entre el Calcolítico y la Edad del Bronce), de acuerdo con las características de los materiales encontrados.
“Por el momento, se está llevando a cabo el estudio tipológico y técnico del numeroso material lítico tallado localizado, unas 3.500 piezas”, explica a DiCYT la investigadora Azucena Martín. “Sería muy interesante llegar a realizar un estudio sobre las áreas de aprovisionamiento de las materias pétreas utilizadas para la talla. Tenemos materias locales, pero también foráneas, y podrían intentar analizarse redes de circulación de estas materias o utensilios con otras áreas geográficas”.
Hasta el momento, los científicos han podido plantear la probable presencia de un taller lítico en Las Choperas, orientado a la producción específica de este tipo de dientes de hoz sobre cuarcita. Estos elementos tallados en piedra a modo de dentadura con una forma semicircular o rectangular son una hoz prehistórica que se utilizaba para cortar materias vegetales.

No obstante, entre el numeroso material lítico tallado, aparecen otra serie de útiles, característicos de la Prehistoria Reciente. “También hemos detectado una presencia de piezas elaboradas sobre materias primas foráneas, por un lado, sílex de Mucientes” (procedente de la localidad homónima vallisoletana); y por otro, un sílex blanco-beige del “que desconocemos su procedencia, y que tiene una alta representación en el conjunto, suponiendo cerca de un tercio del material tallado de Las Choperas”.
Magnetometría

Por otra parte, las nuevas tecnologías y su relación con la Arqueología ha sido uno de los puntales de estas jornadas. La empresa vallisoletana Arbotante ha presentado las ventajas de la magnetometría, técnica que “consiste en la detección de variaciones locales en la intensidad del campo magnético terrestre también llamadas ‘anomalías magnéticas’. “Su aplicación en arqueología se encamina hacia la detección de estas anomalías”, explica Iván García, responsable de la empresa.
“La ventaja es que permite realizar una cartografía de alteraciones magnéticas del subsuelo, que interpretado en clave arqueológica permite diferenciar estructuras positivas como muros y edificios, y negativas, como fosos, zanjas o cabañas. Además permite salvar la contingencia de la abundancia de vegetación, que en prospecciones terrestres impide visualizar los restos arqueológicos en superficie”, detalla el experto.
Esta tecnología está siendo aplicada por Arbotante en la finca Coto Bajo de Matallana, un complejo arqueológico integrado por varios yacimientos que abarcan desde la Prehistoria hasta nuestros días. “Durante 2012 ha sido evaluado con resultados muy interesantes, ya que ha permitido detectar estructuras arqueológicas sin necesidad de recurrir a costosos movimientos de tierra”, señala. Entre estas estructuras se han detectado silos prehistóricos, muros romanos, tumbas medievales, y estructuras tradicionales como un palomar. En los próximos meses se espera aplicar en al menos tres yacimientos arqueológicos nuevos, cuyos directores se han mostrado muy interesados en esta novedosa tecnología.
 
 
 

viernes, 26 de octubre de 2012

Segundo día de las II Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero (León - 2012)

 
En el día de hoy se ha celebrado la segunda jornada correspondiente a las II Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero, donde se han expuesto diferentes temas correspondientes a la Edad del Hierro y el periodo tardoantigüo, de diferentes zonas del valle del Duero, como León, Zamora, Tras-os-Montes, Soria, Palencia, etc.
Además se ha celebrado una interesante sesión dedicada a la arqueología y nuevas tecnologías, en la cual se han tratado temas sobre la aplicación de diferentes métodos, como la magnetometría, y su aplicación al trabajo arqueológico.
Mañana terminaran las jornadas con una sesión sobre la romanización del valle del Duero.

jueves, 25 de octubre de 2012

Comienzan las II Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero (León - 2012)


Han dado comienzo las II Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero, que este año se celebran en el Museo de León. Durante la primera jornada investigadores procedentes de todo el valle del Duero sobre diferentes aspectos del Neolítico, Calcolítico y Edad del Bronce  en el valle del Duero. Igualmente una de las sesiones se ha dedicado a mostrar los diferentes trabajos relacionados con la difusión de la arqueología y el trabajo con los medios de comunicación.
Durante el viernes estas jornadas continuaran desarrollándose con diferentes ponencias relacionadas con la Edad del Hierro, la Antigüedad tardía y la arqueología y las nuevas tecnologías.

martes, 23 de octubre de 2012

La última curva de Zamora Románica (Zamora)


JOSÉ MARÍA SADIA
 
El programa cultural Zamora Románica acaba de cerrar su cuarto ejercicio de actividad y última ya la relación de proyectos que restan para poner fin a la primera fase del plan financiado por la Junta de Castilla y León. Tal y como avanzó el director regional de Patrimonio, Enrique Sáiz, las obras se alargarán hasta los primeros meses de 2013. Este apéndice temporal tendrá como objetivo finalizar y rematar las obras en cuatro iglesias, emprender nuevos proyectos en otras cuatro y ejecutar varias intervenciones en los entornos de otros tantos templos.
El epílogo de esta primera fase „se adivina una segunda, pero se desconocen los detalles„ supone una prolongación temporal de los trabajos, pero no del presupuesto. En realidad, al plan le quedan por ejecutar unos 400.000 euros correspondientes a los más de seis millones que la Administración regional anunció y concedió en 2008, cuando arrancaron las actuaciones.
Lo próximo es el remate de las obras que están en marcha desde hace meses. Es el caso de Santa María la Nueva, uno de los edificios que se han beneficiado de una intervención más completa y profunda, lo que ha permitido avanzar en el estudio de su pasado. Libre ya del andamiaje, falta por ejecutar el solado del templo y también el nuevo sistema de iluminación, actuaciones que habrán de ejecutarse al mismo tiempo. En el exterior, los responsables prevén la colocación de contrafuertes para favorecer la estabilidad del edificio.
Será entonces cuando la iglesia sea devuelta a su actividad rutinaria con el regreso de Jesús Yacente y la instalación, en el interior, de las piezas procedentes del antiguo artesonado mudéjar. Actualmente, los fragmentos de la antigua techumbre se encuentran en la ermita de Los Remedios, donde han sido sometidos a la consolidación de las pinturas. El artesonado será «musealizado» en el interior de la base de la torre.
En el caso de San Cipriano apenas quedan «15 días de trabajo» para finalizar la intervención, aseguran los responsables. Las obras para dotar de mayor accesibilidad el entorno y el mirador están prácticamente finalizadas. Los zamoranos que recorren diariamente esta zona han advertido la colocación de protectores en el suelo para evitar el estacionamiento de vehículos y dejar exenta de obstáculos la iglesia. También están a punto de finalizar los trabajos en la capilla de la Soledad de Santa Lucía, cuya rehabilitación interior está «prácticamente ejecutada». Asimismo, quedan varias tareas en la nave sur de Santa María de la Horta para dar por concluida su puesta en valor.
En cuanto a los templos nuevos que se incorporan al programa en los próximos meses „las actuaciones ya fueron anunciadas„ figuran San Vicente, San Claudio de Olivares, San Isidoro y San Juan, punto y final del programa. El primero de ellos no es del todo nuevo „ya se ejecutaron varios trabajos a primeros de año„, aunque ahora se trata de ejecutar el proyecto ya redactado sobre la torre y la fachada norte, esta última como mejora aportada por la empresa. Recomponer las líneas compositivas y limpiar los muros son parte de las tareas. También será restaurada la rica (aunque deteriorada) portada, un trabajo que coincidirá con la restauración de este mismo elemento en San Claudio de Olivares.
Por último, cabe citar los templos románicos de San Isidoro y San Juan. En el primer caso, aún no está perfilada la actuación que se llevará a cabo para mejorar una iglesia que «está bastante bien conservada». En cuanto a San Juan, será la actuación final „con un carácter simbólico por concluir en el centro de la capital y consistirá en la mejora de la fachada sur, la que ve salir cada Sábado Santo a la Virgen de la Soledad.
 

viernes, 12 de octubre de 2012

Las nuevas tecnologías permiten realizar grandes avances en Arqueología

 
JPA/DICYT El papel de las nuevas tecnologías en la Arqueología será uno de los asuntos destacados en las ‘II Jornadas de Jóvenes Investigadores del Valle del Duero: del Neolítico a la Antigüedad Tardía’, un encuentro que se celebrará en el Museo de León entre el 25 y el 27 de octubre, con unos 120 participantes ya confirmados que proceden en su mayor parte de diversos puntos de España, pero también de Portugal, Francia, Irlanda y Puerto Rico.
Uno de los temas destacados en estas jornadas será la utilización de nuevos métodos científicos y tecnologías avanzadas en el estudio de los restos arqueológicos. “Las nuevas tecnologías están permitiendo realizar grandes avances en Arqueología”, afirma a DiCYT Jose Carlos Sastre Blanco, responsable de la Asociación Científico-Cultural Zamora Protohistórica, que organiza las jornadas.
“A la utilización de dataciones por Carbono 14, que ya vienen realizándose desde hace tiempo, hay que sumar el incremento de otras dataciones por termoluminiscencia o potasio-argón, que nos permiten conocer con mayor exactitud la cronología de los yacimientos arqueológicos”, comenta. Igualmente elementos como las prospecciones por georradar o magnetometría “nos permiten conocer mucha información que se esconde en el subsuelo antes poder realizar una excavación”. Otro aspecto es el tratamiento de los materiales, que en la actualidad se realiza mediante fotografía en 3D, algo que “está permitiendo realizar digitalizaciones de objetos con muy buena calidad, sin que esto afecte a la conservación de los mismo”.
Las investigaciones en el valle del Duero
Por todo ello, las nuevas tecnologías han sido determinantes para los resultados de muchas de las investigaciones que se presentarán en este encuentro, centrado en las excavaciones del valle del Duero y en un amplio periodo que abarca desde el Neolítico hasta la Antigüedad Tardía.
Al hablar de Arqueología en Castilla y León el primer nombre que aparece es el de Atapuerca (Burgos), pero también otras excavaciones son de sobra conocidas, como Pintia (Valladolid), Lancia (León) o Tiermes (Soria). Sin embargo, en la actualidad hay que sumar los trabajos que Zamora Protohistórica realiza en El Castillón y Peñas de la Cerca (Zamora), los de la Universidad de Salamanca en La Genestosa (Salamanca) y los de la Universidad de León en Cea (León). Además, también se llevan a cabo una gran cantidad de trabajos de investigación de laboratorio y prospecciones.
En el valle del Duero en Portugal “nos encontramos con una gran cantidad de trabajos arqueológicos, principalmente en la zona del río Sabor”, que abarcan desde el Paleolítico hasta la Edad Media, las excavaciones del Castelo dos Mouros (Mogadouro) y Fraga dos Corvos (Macedo de Cavaleiros).
 
Medios de comunicación
 
En opinión del organizador del congreso, es importante que los ciudadanos conozcan dónde se realizan excavaciones. Por eso, uno de los temas específicos que plante este encuentro es la relación entre Arqueología y la prensa. En este sentido, “la relación entre la Arqueología y los medios de comunicación ha mejorado bastante”, asegura Jose Carlos Sastre, “sobre todo a raíz de la creación de publicaciones especializadas y revistas de ciencia”. Sin embargo, en muchos casos los medios siguen vinculando la Arqueología a cuestiones políticas o identitarias, de manera que a veces “consideran más importante si un yacimiento se corresponde con una determinada ciudad o si una región estuvo habitada por un pueblo o por otro que el conocimiento científico que aporta el arqueólogo”.
En ocasiones las administraciones utilizan los medios para transmitir a la sociedad un retraso en una obra debido al hallazgo de unos restos arqueológicos, “aunque desde un principio ya conociesen el tiempo que iba a demorar la excavación”, de manera que contribuyen a tergiversar la visión que los ciudadanos tienen de la Arqueología.
 
Historia de las jornadas
 
La primera edición de estas jornadas tuvo lugar en Zamora en noviembre de 2011, de manera que este encuentro de León supone la consolidación de una iniciativa que recopila investigaciones actuales sobre el Neolítico, el Calcolítico, la Edad de Bronce, la Edad del Hierro, la romanización y la Antigüedad Tardía en el Valle del Duero.
Además, con motivo de las jornadas, la Asociación Científico-Cultural Zamora Protohistórica organiza también el Primer Concurso de Fotografía Arqueológica, una iniciativa de divulgación científica que pretende dar a conocer el trabajo de los arqueólogos así como el estado de conservación de los yacimientos arqueológicos.
En la organización colaboran el Museo de León, el Instituto Leonés de Cultura, la Universidad de León, la Radio Universitaria de León y su programa ‘Tras las Huellas del Tiempo’ y la agencia de noticias DiCYT.
 
Fuente: DiCYT: http://www.dicyt.com/

Las obras para rehabilitar la Muralla comenzarán antes de finales de año (Salamanca)

 
La Comisión de Fomento del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado este jueves el proyecto presentado por el Ministerio de Hacienda para rehabilitar el tramo de Muralla donde antes estaban adosadas las casas derruidas. En principio, las obras empezarán antes de fin de año y tendrán un coste total de 340.000 euros que sufragará íntegramente el Estado.
La aprobación pondrá fin a un año y cuatro meses de trámites, que se iniciaron en junio de 2011 tras el derribo del último de los inmuebles. Después de varios meses de peticiones del Consistorio para que el Ministerio de Hacienda, propietario de la Muralla, actuase, los técnicos municipales redactaron su propio proyecto. No obstante, el organismo estatal remitió en abril a la Comisión Territorial de Patrimonio su proyecto de restauración, por lo que el Ayuntamiento retiró el suyo. Tras satisfacer varias solicitudes de información por parte de los técnicos, el Ayuntamiento dará el visto bueno.
 

miércoles, 10 de octubre de 2012

La iluminación de la galería de Orellán descubre signos mineros primigenios (León)


La iluminación de la galería de Orellán, uno de los principales hitos patrimoniales y turísticos del corazón de Las Médulas, no sólo mejorará a partir de ahora el recorrido de las visitas por el paraje berciano Patrimonio de la Humanidad. La culminación del proyecto de accesibilidad después de seis meses ha permitido sacar a la luz asimismo algunas de las marcas originales de los trabajos mineros que se realizaban en el antiguo yacimiento aurífero romano con punterolas, picos y martillos.
«Se incrementa de este modo el interés histórico de la visita», resaltó ayer la secretaria de la Fundación Las Médulas, Jimena Martínez. La entidad ha dado por concluidas oficialmente las mejoras en las galerías de Orellán, producto sobre todo del efecto de los impresionantes flujos de agua procedentes de la red de canales que se empleaban para la extracción del oro.
En las obras se han invertido más de 82.000 euros. Con dicho presupuesto no sólo se ha dotado de iluminación de seguridad al interior de la red de minado. También se ha instalado una nueva señalización interpretativa que facilita un recorrido autoguiado por el subterráneo con información científica y fidedigna.
En el terreno patrimonial los trabajos ejecutados han permitido abrir al público un nuevo ramal de galerías de más de 30 metros —antes cerrado al público por motivos de seguridad— y que es donde ahora se pueden apreciar esas marcas primigenias de las labores mineras que datan de hace dos mil años.
Aunque la intervención se da por culminada institucionalmente, hace ya más de una semana que los visitantes disfrutan de las mejoras y novedades mencionadas. El proyecto ha sido dirigido y coordinado por la Fundación Las Médulas, pero está subvencionado por la Secretaría de Estado de Cultura.
La galería de Orellán, a la que los turistas acceden por el municipio de Borrenes, cuyo Ayuntamiento mantiene la concesión de la explotación económica de los recorridos, desemboca en un impresionante balcón sobre el vacío desde el que se disfruta de una de las panorámicas más privilegiadas de los picachos medulianos.
La iluminación dentro de la galería de Orellán se genera de manera sostenible a través de energía procedente de un sistema de placas solares. Esta ruta subterránea está abierta a los visitantes todos los días de la semana, en jornadas de mañana y tarde, salvo los martes.
 

Los homínidos prehistóricos podían modificar huesos con los dientes sin ayuda de ninguna herramienta (Burgos)


CGP/DICYT Un problema con el que se enfrentan con frecuencia quienes investigan sobre restos arqueopaleontológicos es la dificultad para dilucidar la autoría de las marcas realizadas con los dientes ya que hay agentes que producen señales iguales o similares a la de los homínidos. Con el fin de contribuir a solucionar el problema, se ha realizado un estudio experimental basado en 200 huesos modernos aplicando los resultados a los fósiles descubiertos en los yacimientos de Atapuerca. Entre las conclusiones destaca la gran capacidad de los homínidos para modificar los huesos sin necesidad de utilizar herramientas líticas, y la gran similitud de las mordeduras realizadas por humanos con las producidas por algunos carnívoros.
Así lo recoge el artículo titulado Range of bone modifications by human chewing (El alcance de las modificaciones óseas producidas por las mordeduras humanas) publicado recientemente en la revista Journal of Archaeological Sciences, que encabeza como firmante principal la investigadora del IPHES (Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social) Palmira Saladié.
Para llegar a dichas conclusiones se ha efectuado un estudio comparativo entre las marcas de dientes observadas en huesos descubiertos en Atapuerca, concretamente en los niveles TD6 (800.000 años de antigüedad) y TD10 de la Gran Dolina (350.000 años), y el MIR4 de la Cueva del Mirador (4.000), con mordeduras humanas realizadas experimentalmente y que contó con la participación de alumnado del Máster en Arqueología del Cuaternario y Evolución Humana que se imparte en la URV (Universidad Rovira i Virgili de Tarragona).
En los conjuntos arqueológicos cuando han actuado varios agentes (carnívoros grandes, pequeños, homininos) puede existir un volumen importante de marcas de dientes de las que no se pueda discriminar quien las ha producido. Sin embargo, los carnívoros tienen dientes secodontos (con cúspides cónicas y puntiagudas) y los homininos bunodontos (con múltiples coronas bajas y redondeadas). Estas diferencias morfológicas se trasladan a las marcas producidas por los dientes, lo que ha posibilitado establecer un modelo conformado por criterios morfológicos para identificar las marcas de dientes (tooth marks) humanos.
Tradicionalmente, éstas han sido atribuidas a una autoría no humana, generalmente carnívoros, pero también a otros animales omnívoros o roedores. “Sin embargo, trabajos anteriores de tipo experimental y también de base etnoarqueológica habían constatado que los humanos pueden realizar numerosas modificaciones (tipos de mordeduras) que quedan registradas sobre los huesos durante la masticación”, explica Palmira Saladié.
“En nuestro estudio experimental –añade- hemos podido evidenciar que el rango de modificaciones es más amplio de lo que se pensaba”. Así se ha visto que las mordeduras producidas por los sujetos sobre huesos de cerdos, ovejas y conejos incluyen tipos conocidos en la terminología tafonómica como furrowing (pérdidas de tejido), scooping-out (vaciados), crenulated and saw-toothed edges (bordes crenulados y aserrados), longitudinal crackers (fisuras longitudinales), crushing (aplastamientos), peeling (fracturas por flexión) and tooth marks (depresiones, improntas y surcos), en cambio, hasta ahora sólo se tenía constancia de algunas de ellas, con lo que se amplía el repertorio y se constata la gran capacidad de los homínidos para producir modificaciones sin el uso de herramientas.

Importancia de la identificación de marcas

El interés en la identificación de marcas de dientes humanos se encuentra principalmente en tres líneas de investigación: la observación de la participación de los homínidos (con y sin tecnología) en la formación de conjuntos óseos de animales; la identificación de canibalismo (ya que la prueba más fiable para la inferencia de consumo de los cuerpos es la presencia de mordeduras) y la resolución de los posibles problemas que se pueden derivar de inferir que hayan sido otros animales los que han producido las señales en los huesos.
Las morfologías y dimensiones de algunos tipos de mordeduras como las depresiones y los surcos fueron estudiadas mediante microscopía electrónica y tratadas estadísticamente. Con el fin de obtener modelos que sirvan de base interpretativa a la hora de estudiar materiales arqueológicos, los experimentos se realizaron con sesiones de consumo de carne cruda, cocida y asada por parte de investigadores y del alumnado antes mencionado, según la información del IPHES recogida por DiCYT.
“La combinación del tipo de modificaciones y algunas de las características morfológicas nos han permitido establecer analogías con mordeduras presentes en distintos materiales arqueológicos de yacimientos Holocenos y Pleistocenos de la Sierra de Atapuerca”, afirma Palmira Saladié. “En este trabajo hemos encontrado claros paralelos entre las mordeduras humanas realizadas experimentalmente y otras localizadas en los yacimientos antes mencionados. Gracias a ello se ha podido establecer un patrón de las modificaciones efectuadas con la dentición de los homininos sin el uso de herramientas”, asevera la misma investigadora.
 

Aquí mataron a César (Italia)


El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha emitido un comunicado que anuncia el descubrimiento del lugar exacto en el que fue apuñalado Julio César en el año 44 antes de Cristo. El hallazgo, situado en la Torre Argentina de Roma, ha sido dirigido por arqueólogos españoles adscritos a la Escuela Española de Historia y Arqueología del CSIC en Roma.
"Varios textos romanos antiguos describen el asesinato de Julio César en la Curia de Pompeyo de Roma en el año 44 a.C.", explica la nota del CSIC; "un hecho, fruto del complot de un grupo de senadores para eliminar al general, que desembocaría en la formación del segundo triunvirato y en el estallido final de las guerras civiles. Ahora, 2.056 años después, un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto el punto exacto donde fue apuñalado el militar. Una estructura de hormigón de tres metros de ancho por más de dos de alto colocada por orden de Augusto, hijo adoptivo y sucesor de Julio César, para condenar el asesinato de su padre ha dado la clave a los científicos. Este hallazgo confirma que el general fue apuñalado justo en el centro del fondo de la Curia de Pompeyo, mientras presidía, sentado en una silla, la reunión del Senado".
"Siempre se supo que Julio César fue asesinado en la Curia de Pompeyo el 15 de marzo del 44 a.C., porque los textos clásicos así nos lo transmiten, pero hasta ahora no se había recuperado ningún testimonio material de este hecho", explica en el comunicado el Antonio Monterroso, que trabaja en Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC.
Las fuentes clásicas aluden a la clausura, años después del asesinato, de la Curia, un lugar que pasaría a convertirse en una capilla. "Sabemos con seguridad que el lugar donde Julio César presidió aquella sesión del Senado y donde cayó apuñalado se clausuró con una estructura rectangular organizada conforme a cuatro muros que delimitan un relleno de hormigón. Lo que no sabemos es si esta clausura supuso también que el edificio dejara de ser completamente accesible".
 

martes, 9 de octubre de 2012

I Concurso de Fotografía Arqueológica Zamoraprotohistorica

 
Hasta el próximo día 13 de octubre se admitiran fotografias para participar en el I Concurso de Fotografía Arqueológica Zamoraprotohistorica.
Puedes enviarnos un máximo de dos fotografías, a una resolución de 150ppp, con un tamaño máximo de 4 MG por fotografía y en formato JPG. El único requisito para participar es inscribirse en las II Jornadas de Jóvenes Investigadores del Valle del Duero, como comunicante o como asistente.
La temática del concurso es libre, debiendo versar las fotografias sobre cualquier tema relacionado con la arqueologia, patrimonio cultural, denuncia, etc.
El Primer Premio del concurso consiste en una noche de hotel para dos personas en Le Petit León, y una visita nocturna a la plataforma instalada en la Catedral de León de la mano del Proyecto Cultural “El sueño de la Luz”: Detalles: La noche de hotel sera para un sábado (que no coincida con festivo o puente) incluye desayuno. La noche a elegir se acordara con el hotel (http://www.lepetitleonhotel.com/).
El resto de premios del concurso estaran formados por diferentes lotes de libros ofrecidos por la Fundación Rei Afonso Henriques de Zamora, el MUSAC – Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, y el Instituto Leonés de Cultura, además de un lote del Consejo Regulador Cecina de León, una camiseta de Duc Belli - Camisetas con Historia, etc.

jueves, 4 de octubre de 2012

Los primeros homínidos carnívoros

 
Un equipo del Instituto de Evolución en África (IDEA) ha descubierto en la Garganta de Olduvai, en Tanzania, (conocida como la Cuna de la Humanidad), los restos fósiles de un niño que padecía anemia hace 1,5 millones de años. Este hallazgo aporta luz sobre un comportamiento desconocido hasta el momento: estos homínidos ya dependían del consumo regular de carne para su supervivencia.
Los investigadores explican en su trabajo cómo la anemia de este niño apoya la hipótesis de que la fisiología humana adaptada al consumo frecuente de carne, como el de nuestra especie Homo sapiens, habría surgido por lo menos hace 1,5 millones de años.
Según explican los científicos, la anemia que sufría el niño, de menos de dos años, se entiende como el resultado de la falta de consumo de las vitaminas B9 y B12, que se obtienen a través del consumo de carne en las sabanas modernas africanas.
Los restos óseos del niño (un fragmento craneal) del que se desconoce el sexo, indican que probablemente murió durante el periodo de destete, cuando los alimentos sólidos comenzaban a incluirse en su dieta y cuando todavía dependía de la leche materna. En este caso, y según el citado artículo, esa leche era nutricionalmente deficiente debido a la falta de consumo de carne por parte de la madre.
El estudio ha sido publicado en PLOS ONE y ha sido liderado por Manuel Domínguez-Rodrigo, profesor de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid junto a Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico.

Animales muertos

El hallazgo, además, apoya la hipótesis de que los humanos primitivos fueron cazadores activos en lugar de carroñeros como muchos expertos sostienen hasta ahora.
Efectivamente, los primeros descubrimientos de consumo de carne (hace 2,5 millones de años) no servían para especificar si era habitual o esporádico y por ello los investigadores argumentaban que los primeros seres humanos carroñeaban los restos de animales muertos. Defendían además que era un consumo marginal, de reserva.
En contraste, otros investigadores defienden que los homínidos eran cazadores y conseguían los animales antes que otros carnívoros. De esta manera, la carne era un elemento esencial de la dieta de nuestros ancestros hace casi dos millones de años.
Hoy la carne es un componente esencial en la dieta humana moderna y es básica para nuestra supervivencia. Otros primates, como los chimpancés, no tienen esa dependencia, y por ello consumen carne esporádicamente.
Algunos arqueólogos han argumentado que precisamente llegamos a ser humanos cuando nos convertimos en carnívoros-omnívoros. La pregunta pendiente era cuándo en nuestra historia nos convertimos en dependientes de la carne, algo que el hallazgo del ‘niño anémico’ de Olduvai ayuda a revelar.
 

miércoles, 3 de octubre de 2012

Un pasado rico, pero desconocido (Zamora)

 
JOSÉ MARÍA SADIAEl Duero y sus afluentes supusieron una fuente inagotable de riqueza a lo largo del primitivo Valle del Duero, desde el extremo oriental de Castilla y León hasta su desembocadura en Oporto. Los poblamientos prehistóricos de la zona no fueron menos importantes que los conocidos abrigos y cuevas de la cornisa cantábrica o los célebres yacimientos del litoral mediterráneo, pero sí han sido menos estudiados. Como contrapeso, más de un centenar de jóvenes investigadores realizarán novedosas aportaciones en las II Jornadas que organiza la asociación Zamora Protohistórica en León del 25 al 27 de octubre.
El colectivo ya ha confirmado la presencia de 115 participantes de España, Portugal y Francia entre arqueólogos, historiadores o expertos en patrimonio. Juntos tratarán de abrirse paso en el desconocido Valle del Duero a lo largo de una vasta etapa que arranca con el Neolítico y finaliza a las puertas de la colonización romana. «El Duero es una fuente de comunicación y por eso lo hemos establecido como hilo conductor de las jornadas», explica José Carlos Sastre, responsable de Zamora Protohistórica. Sastre delimita el territorio de estudio a la «práctica la totalidad de la comunidad de Castilla y León y el norte de Portugal, desde Miranda do Douro hasta la desembocadura en Oporto», un área geográfica con «semejanzas y divergencias» en función del lugar y la época.
Una zona geográfica que experimentó también uno de los cambios evolutivos clave para la humanidad. Los primitivos hombres que cazaban, pescaban y recolectaban frutos silvestres comenzaron a producir alimentos con el ensayo de los primeros cultivos agrícolas y de arcaicas formas de ganadería. Para entender aquel periodo es necesario viajar en el tiempo unos ocho mil años atrás cuando aparecen las primeras sociedades neolíticas en Europa y en la Península Ibérica.
Al calor del Valle del Duero, Zamora. Al contrario de lo que muchos piensan, la provincia fue un territorio poblado en el que existen diversos yacimientos que han aportado «mucha información» y otros más desconocidos, «no porque estuvieran despoblados, sino porque apenas hay estudios», explica José Carlos Sastre. «Se conocen cosas por obras de urgencia, por prospecciones, faltan excavaciones, pero se están trabajando ahora mismo estos aspectos», detalla.
Los pobladores neolíticos evolucionaron y formaron las primeras sociedades con la llegada de los metales, primero el cobre, después el bronce y finalmente el hierro. De todo aquello existen evidencias materiales en la provincia. El arqueólogo José Carlos Sastre cita algunos de los principales yacimientos, los más conocidos porque también son visitables. En esa lista no puede faltar el castro de Las Labradas, donde fue hallado el fabuloso tesoro de Arrabalde que hoy expone el Museo de Zamora.
También han de figurar las excavaciones de La Corona-El Pesadero de Manganeses de la Polvorosa, los dólmenes del valle de Vidriales o el castro de As Muradellas en Lubián. Asimismo, los arqueólogos de Zamora Protohistórica han realizado trabajos en Peña de la Cerca (Rionegrito) y El Castillón (Santa Eulalia de Tábara), en fase de estudio desde hace cinco años.
 

martes, 2 de octubre de 2012

Jornadas para promover el turismo arqueológico en territorio celtibérico de Soria (Soria)

 
La Celtiberia centra un programa de jornadas técnicas denominado Arqueoturismo en Territorio Iberkeltia 2.0, que se desarrollan hasta el 8 de octubre en varias comarcas sorianas donde trabajan cuatro de los Grupos de Acción local que integran el proyecto de cooperación Territorio Iberkeltia. Asomo, Proynerso, La Rioja Suroriental y Tierras del Cid son los cuatro grupos, que actúan, respectivamente, en las comarcas de Borja y Tarazona, Noreste de Soria, La Rioja Suroriental y Oeste de Soria El denominado 'arqueoturismo' es una modalidad del turismo cultural que presenta propuestas y productos culturales relacionados con la arqueología como componente principal. Este es el punto de partida de estas jornadas; promocionar la pasión por la arqueología y la conservación de los yacimientos y lugares históricos, en este caso del periodo celtíbero-romano así como otros recursos paisajísticos, naturales o culturales de las comarcas, para ser ofertados a nivel turístico de forma coordinada. Estas jornadas están dirigidas a técnicos de turismo, informadores turísticos, guías y agentes de empleo y desarrollo local, asociaciones turísticas, de guías, empresarios turísticos del entorno de los yacimientos y, en definitiva, a todos aquellos agentes que forman parte de los puntos de información turística de las comarcas involucradas. Las jornadas están planteadas para un máximo de diez personas por cada Grupo de Acción Local. Las jornadas comienzan a las 10 horas y finalizan a las 18 horas, e incluyen mesa redonda y visitas a lugares de interés.
Hasta el momento, se han desarrollado estas jornadas en Tierras del Cid, el 17 de septiembre en Tiermes (Montejo de Tiermes); y en Proynerso, el 25 de septiembre en Numancia (Garray). Próximamente, se van a desarrollar en Asomo, el 3 de octubre en La Oruña (Vera del Moncayo); y en La Rioja Suroriental, el 8 de octubre, en Contrebia Leucade (Aguilar del Río Alhama).
Este programa de jornadas llega después de un primer bloque de jornadas desarrolladas en las Comarcas del Aranda, Calatayud, Daroca, Jiloca, Molina y Alto Tajo entre el pasado 4 de junio y el 2 de julio.
El proyecto de cooperación interterritorial Territorio Iberkeltia 2.0 está integrado por los Grupos de Acción Local ADRI Jiloca-Gallocanta, Asomo, ADRI Calatayudaranda, Molina-Alto Tajo, Prodese, Adiman, Peoynerso, Tierras Sorianas del Cid y ADRI La Rioja Suroriental. El proyecto cuenta con la financiación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.