martes, 26 de abril de 2011

Los humanos, diestros desde hace medio millón de años (Burgos)



Una nueva investigación, dirigida por el profesor norteamericano David Frayer, de la Universidad de Kansas, ha confirmado que los seres humanos han sido preferentemente diestros al menos desde hace medio millón de años, una característica que se relaciona con el lenguaje.
El trabajo, en el que también participan los investigadores de Atapuerca, especialmente Marina Lozano, junto con colegas croatas e italianos, ha seguido los pasos de la investigación publicada 1988, en la revista 'Journal of Human Evolution', por el codirector del equipo español José María Bermúdez de Castro, Timothy G. Bromagea y Yolanda Fernández Jalvo, en la que por primera vez se mencionó este rasgo humano.
Ahora, nuevos materiales encontrados en la Sima de los Huesos y en otros yacimientos europeos confirman sus resultados.
En la nueva investigación, también se han analizado las marcas que hay en la parte frontal de los dientes de ancestros de nuestra especie y que se relacionan con el uso de la mano derecha. "No se trata de marcas hechas al comer, sino que vimos que eran más gruesas y siempre con la misma dirección. Los microscopios electrónicos revelaron que fueron hechas con piedras afiladas. Concluímos que los homínidos cogían la carne con la boca y la cortaban con lascas al ras de los dientes, como hacen los esquimales con los cuchillos", explica Bermúdez de Castro a Elmundo.es
Enseguida les llamó la atención que todas las marcas estaban hechas en paralelo y en la misma dirección, siguiendo un patrón que se corresponde con el uso de la mano derecha para coger la herramienta de piedra. Además, como ahora resalta Frayer, se observa que eran señales producidas a lo largo de toda la vida, y no en un episodio puntual de corte.
Sima de los Huesos
El artículo publicado este mes en la revista 'Laterality' concretan que el porcentaje de individuos en la Sima de los Huesos (donde se han encontrado 'Homo heidelbergensis') y en otros yacimientos de neandertales es del 93,1% de diestros.
Frayer destaca que este rasgo tiene implicaciones para comprender la capacidad lingüística de las poblaciones humanas primitivas, dado que el lenguaje se localiza en el hemisferio izquierdo del cerebro, que controla también la parte derecha del cuerpo, por lo que hay una conexión entre ser diestro y el lenguaje.
"La correlacióngeneral entre el uso de la manos y la lateralidad del cerebro muestra que los cerebros humanos fueron lateralizados en una forma 'moderna' hace al menos medio millón de años y que ese patrón no ha cambiado desde entonces", señala el investigador norteamericano. "No hay razón para pensar que este patrón no se extiende más allá en el pasado y que el lenguaje tiene raíces muy antiguas", concluye.

Fuente: El Mundo: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/21/ciencia/1303405044.html

Miliarios Vía de la Plata (Casar de Cáceres, Cáceres)

En la denominada Vía de la Plata, que conectaba las ciudades de Asturica Augusta (Astorga) y Emerita Augusta (Mérida), nos encontramos, en la actualidad con numerosos restos correspondientes a la misma, entre los que destacan miliarios (como los que aquí se muestran), restos de la calzada, puentes, etc.
La imagen que aquí se muestra nos revela un depósito de miliarios situados cerca de la localidad extremeña de Casar de Cáceres (Cáceres). En este deposito se recoge un amplio número de miliarios, algunos de los cuales conservan inscripciones, así como la peana de los mismos. Estos conjuntos de miliarios son muy comunes en la provincia de Cacéres, habiendose reutilizado en algunas ocasiones para formar parte de cercados modernos.
Muy cerca de este depósito se observa una zona para la extracción de bloques de granito para realizar los propios miliarios.

sábado, 16 de abril de 2011

Foz Côa (Portugal) y Siega Verde (Salamanca)



Em 1988 foi identificada a estação rupestre de Siega Verde, considerada recentemente como Patrimonio da Humanidade como extenção do Vale do Côa. O conjunto de arte paleolítica de Siega Verde (Salamanca, Espanha), distribuido por 91 rochas gravadas, localiza-se para montante e jusante da chamada ponte de União sobre o rio Águeda, também afluente do Douro. A jazida tem uma extenção aproximada de 1 km, situando –se todas as gravuras, á excepção de uma, na margem esquerda do Águeda.
As cronologías da arte paleolítica do Côa e Siega Verde alongam-se pela segunda metade do Paleolítico superior, sensiblemente entre 25.000 até 10.000 antes do presente. Para além dos paralelismos estilísticos com a arte melhor datada em grutas e abrigos, o sitio chave para uma atribução cronológica mais segura é-nos ofrecido pelas escavaçoes do Fariseu (Vale do Côa), onde um painel ricamente gravado estava parcialmente tapado por sedimentos con industrias e materiais ali deixados entre eles dezenas de placas de xisto gravadas por incisão e ossos de animais caçados e consumidos no local o num importante testemunho de conservação à escala europeia. A dataçao mais antiga ali obtida em conexão com as gravuras, de 18.400 BP, é uma data posterior á gravação do painel, demostrando –se assim que as gravuras obtidas por picotagem profundo são as mais antigas da arte do Côa. As gravuras mis recentes, pertenecentes ao segundo período cronológico (Magdaleniense), são quase todas obtidas por incisão simples ou múltipla.
Siega Verde está localizada num corredor natural que permite a passagem para a Meseta Ibérica- esta via era certamente utilizada pelos grandes herbívoros e consequentemente por estas cominidades de caçadores – recolectores.
A primeira tentativa de explicação, ainda no séc. XIX, defendía que as representações paleolíticas terian sido motivadas apenas pelo prazer estético que proporcionariam aos artistas primitivos, tese rapidamente abandonada. Já na passagem desse século para o seguinte, impõem-se as interpretações baseadas no totemismo (uma arte religiosa) e na magia simpática (ou magia propiciatoria de boas caçadas), baseadas na comparação formal e estilística entre a arte paleolítica e a dos povos primitivos actuais. Nos anos 50 e 60 do século passado, André Leroi – Gourham e Annete Laming – Emperaire, na sequência dos trábalos pioneros de Max Raphäel, rejeitando as comparações etnográficas feitas sem o devido distanciamento vão colocar a ênfase interpretativa no carácter ordenado e estruturado das representações, defendendo uma visão estructuralista das grutas decoradas, onde a distribução das figurações não seria meramente casual, obedecendo a um program previamente codificado. Já nos anos 80 desenvolve-se a idei, já antes também defendida por Leroi – Gourham, de estarmos perante uma arte de marcação e afirmação territorial. Mais recentemente David Lewis – Williams e Jean Clottes têm defendido uma teoria global baseada no xamanismo, pretendendo-se que as figuras rupestres seriam uma expressão gráfica das visões de xamãs que entrando em transe, em especial por efeito de drogas alucinogénias, contactariam com os espiritos dos animais e dos entepassados.

Vale do Côa:
Parque Arqueológico e Museo do Côa
Email: visitas.pav@igespar.pt
Web: www.igespar.pt


Siega Verde:

Zona arqueológica y Centro de interpretación

Email: visitas@siegaverde.es
Web: www.siegaverde.es

miércoles, 13 de abril de 2011

El Alba (Villalazán, Zamora)

El yacimiento conocido cono El Alba esta situado a orillas del Duero, en su margen izquierda, a medio camino entre Zamora y Toro., al oeste de la actual población de Villalazan. Se accede al lugar por la carretera local ZA-P-1102. Domina el río desde una altura de unos 20 m y ocupa una pequeña meseta limitada al oeste por la valleja de Los Castros, al este por el arroyo Ariballos y al sur por una depresión, orientada este – oeste, tallada por un afluente de este último. Los vestigios dispersos en superficie ocupan una zona de unos 1.000 m de este a oeste por 500 de norte a sur, lo que corresponde a una extensión de unas 50 ha, esto es, un enclave de tamaño medio para la Península Ibérica. El yacimiento presenta una ocupación de época imperial romana y ha sido identificado por algunos autores con la ciudad de Albocela, con una cronología desde el siglo I a.C. al III d.C.. En año 1987, tras el hallazgo casual de una serie de estructuras al realizar labores agrícolas, se realizaron excavaciones que pusieron al descubierto un edificio que ha sido interpretado como unas termas. Unos años más tarde, al noroeste de este edificio, a unos 500 m se ha querido identificar un campamento romano por fotografía aérea. Hacia el este, entre el yacimiento romano y Villalazán, se ha constatado la presencia de un poblado y una necrópolis medieval, que han sido parcialmente destruidos por la maquinaria actual. Se ha considerado que podría tratarse de Albocela. Algunas hipótesis que atienden sobre todo a la lógica del viario antiguo, sitúan en este yacimiento la ciudad de Ocelo Duri. De tratarse de la Albocela histórica, estaríamos ante una ciudad ampliamente documentada por las fuentes. También es mencionada por algunos itinerarios como el Itinerario de Antonino y por el Anónimo de Rávena. También han menciones en la epigráfia antigua en lápidas como las de Vilar de Maçada, Chaves, Varlongo (Portugal) y Aldeatejada (Salamanca). En el propio yacimiento se han producido numerosos hallazgos epigráficos que ponen de manifiesto la importancia de la ciudad. Los vestigios arqueológicos aparecen diseminados, fundamentalmente en tres áreas que son: el yacimiento romano y postromano, los restos de un campamento romano y el asentamiento de la I y II Edad del Hierro, situado en el paraje de Valcuevo. En cuanto al posible campamento romano, del que sólo se conocen dos ángulos, uno de sus lados menores y los dos mayores incompletos, la proyección de éstos sobre el terreno nos daría una establecimiento cercano a las 20 ha., el tamaño habitual de los castra utilizados para el establecimiento de una legión completa. La presencia del foso es inequívoca, sin embargo, su prospección superficial y excavaciones realizadas en el mismo no documentan ocupación alguna, lo que hace suponer que nunca fue utilizado, y que se encuentre inconcluso. Las termas presentan varios momentos constructivos, siendo el peor conocido el más antiguo, como es lógico, sobre el que se asentó un edificio cuyo desarrollo se produjo en el siglo II d.C., coincidiendo con el momento de mayor expansión y ocupación de la ciudad. Su planta parece pertenecer a un tipo de establecimiento muy sencillo, conocido en la terminología habitual como “termas de tipo romano provincial”, en el que las habitaciones más indispensables para el uso higiénico del edificio se disponen yuxtapuestas más o menos linealmente: vestuario, sala fría con su bañera, sala templada y sala caliente (apodyterium, frigidarium, tepidarium y caldarium, respectivamente). Las habitaciones que aquí nos encontramos pertenecen a la parte fría de las instalaciones, donde se pueden identificar el apodyterium o vestuario, el frigidarium y unas letrinas (latrina), y una habitación donde podría encontrarse una fuente (schola labri). Los primeros testimonio de fecha segura para la ocupación del yacimiento son los escasos fragmentos de sigillata itálica, que se datan en principado de Augusto. Esa escasez indica quizá un desarrollo muy escaso de la ciudad o una apertura muy débil al comercio. La sigillata hispánica es muy abundante y se encuentra en todas las zonas prospectadas. Prevalecen sobre todo las formas de los últimos decenios del siglo I y de todo el siglo II d.C. El enclave continua ocupado en tiempos posteriores, con material característico como la terra sigillata hispánica avanzada y tardía. Llegando a documentarse su ocupación hasta el siglo V d.C. Probablemente pertenece a este periodo final una buena parte de las abundantes cerámicas comunes de cocina y almacenaje. Bibliografía: Ariño Gil, E.; Didierjean, F.; Liz Guiral, J. y Sillières, P. (2007): "Albocela" (Villalazán, Zamora): interpretación romana a partir de la fotografía aérea y la prospección intensiva. Villes et territoires dans le bassin du Douro á l'époque romaine: actes de la table-ronde internationale (Bordeaux, septembre 2004) / coord. por Milagros Navarro Caballero, Juan José Palao Vicente, María Angeles Magallón Botaya, págs. 171-194 Blazquez Cerrato, C. (2002): Conjunto numismático de Villalazán: un nuevo testimonio de la presencia militar en la provincia de Zamora. Arqueología militar romana en Hispania / coord. por Angel Morillo Cerdán, 2002, págs. 437-450 Lorenzo Morán, J.F.; Martín Arija, A.Mª.; Salvador Velasco, M.; Viñe Escartín, A. I. y Iglesias del Castillo, L. (1994): "El alba" (Villalazán): un importante yacimiento romano en la provincia de Zamora. Numantia: Arqueología en Castilla y León, Nº 6, págs. 61-80

lunes, 11 de abril de 2011

Edicto de Augusto (Bembibre, León)

El conocido como Edicto de Augusto fue hallado en las cercanias de la localidad de Bembibre (León). Actualmente se encuentra depositado en el Museo de León, donde ingreso en el año 1999. Se trata de un epígrafe en bronce, con unas dimensiones de 24,4 X 15,3 X 0,3 cm. Data de mediados del año 15 a.C., cuando el emperador Octavio Augusto, desde su chancillería de Narbona (Francia), dicta varias decisiones referidas al momento final de la conquista del noroeste peninsular. Una modesta placa de bronce de gran valor histórico, hallada íntegra, aunque en deficiente estado de conservación, fue encargada entonces por los pueblos afectados por esas disposiciones, posiblemente para exponerla en algún edifico público. Este edicto trata sobre las concesión de cierta exenciones y privilegios a determinados pueblos indígenas de la zona, en agradecimiento por su obediencia a Roma en la época de las guerras cántabras. Bibliografía: Sánchez Palencia, F.J. y Mangas, J.: El edicto del Bierzo. Augusto y el Noroeste de Hispania. Ponferrada. 2000. Grau Lobo, L. y Hoyas Díez, J.L.: El bronce de Bembibre. Un edicto del emperador Augusto del año 15 a.C. León. 2000.

miércoles, 6 de abril de 2011

Termas romanas del Alto de Cividade (Bracara Augusta, Braga, Portugal)

Las Termas del Alto de la Cividade (Bracara Augusta, Braga, Portugal) fueron construidas a principios del siglo II sobre parte de un edificio anterior. Presentan forma rectangular y orientación NO-SE. La entrada se realizaba al sur por un pequeño pórtico con columnas que daba acceso a un atrio. La primera sala corresponde a un apodyterium con una piscina de agua fría. De este compartimiento, donde los usuarios se desnudaban, se salía para un pasillo que permitía acceder a la palestra, amplio espacio abierto para ejercicios físicos, o al frigidarium donde empezaba el circuito de baños. Este debería contemplar un trayecto frío – caliente – frío, en función del cual, partiendo del frgidarium , se debería de acceder al tepidarium, para, finalmente, utilizarse un compartimiento muy caliente, donde se transpiraba, llamado caldarium. Se regresaba al frigidarium por trayecto retrógrado, con posibilidad de salir de nuevo a la palestra.
El calentamiento de las salas era propiciado por la construcción de cámaras huecas, bajo el suelo de las salas, llamadas hipocaustos, por donde circulaba el aire caliente producido en hornillos, llamados praefurnia. Este aire circulaba además por el interior de las paredes a través de tuberías, o ladrillos huecos, llamados tubuli laterici, garantizándose, de esta manera, un fuerte calentamiento de algunas salas, como ocurría con el caldarium.
La Termas del Alto de la Cividade poseían varias zonas de servicios, la mayoría de las cuales estaba situada en la parte norte, destinadas a almacenaje de grandes cantidades de leña que eran quemadas para garantizar tanto el calentamiento de las salas como del agua necesaria para las piscinas. El agua era calentada en calderas que se colocaban sobre los hornillos, circulando después por las paredes, a través de tubos.
El edificio fue descubierto en 1977, cuando se realizaban en el lugar las primeras excavaciones. Reconocida la importancia arqueológica de las ruinas, los trabajos continuaron hasta 1980, fecha en que fueron interrumpidos, volviendo solamente a ser retomados en la década de los 90. las termas del Alto de la Cividade están clasificadas como Monumento Nacional, integrando un área especial de protección.

lunes, 4 de abril de 2011

VERULAMIUM (REINO UNIDO)

Verulamium fue una de las fue una de los principales asentamiento de Inglaterra durante el Imperio romano. Actualmente se encuentra junto a la ciudad de St. Albans. El origen de esta ciudad se remonta antes de la invasión romana de Britania. El topónimo de este lugar significa "ciudad en el pantano". Fue la principal ciudad de la tribu de los Catuvellauni. Con la conquista romana adquirió el rango de municipium en torno al año 50 d.C. En torno al siglo III alcanzó su máxima expansión. Dentro de los servicios que tenía contaba con un importante Foro, murallas, una basílica y un teatro, algunos de los cuales son visibles aún hoy en día. Después del abandono de Verulamium sufrió el saqueo en épocas posteriores que reaprovecharon muchos de los materiales en nuevos edificios de la ciudad de St. Albans.