lunes, 31 de enero de 2011

TEATRO ROMANO DE CAESARAUGUSTA (ZARAGOZA)


Se considera que la ciudad de Caesaraugusta fue fundada en el año 14 a.C., coincidiendo con el quincuagésimo cumpleaños del emperador Caesar Augusto. Recibió el rango de colonia inmune de ciudadanos romanos.
El descubrimiento del teatro romano en 1972 fue un hallazgo fortuito, al iniciarse la construcción de un nuevo inmueble en la calle de la Verónica. Tras sucesivas campañas arqueológicas, el Ayuntamiento de Zaragoza asumió la última etapa de excavación, que se desarrolló desde 1998 a 2002, fecha en la que se inició la construcción del museo.
De Caesaraugusta se conocen una serie de edificios públicos, destacando el teatro por ser el monumento mejor conservado de la ciudad. Durante sus más de doscientos años de funcionamiento fue lugar de reunión, esparcimiento y vida social, tanto de la ciudad como de su entorno, ejerciendo un importante papel como transmisor de los valores culturales, políticos y religiosos del Imperio romano.
Su ubicación en el punto más alto de la ciudad permitia dominar, desde el río Ebro al Coso, un eje urbanístico monumental, del que conservamos importantes enclaves arqueológicos musealizados: el foro,, y su área dedicada al puerto fluvial, y las termas públicas.
Construido durante el siglo I e integrado dentro del tejido urbano, el teatro sobresaldría del resto de las edificaciones en un paisaje substancialmente llano. Con el paso del tiempo la actividad teatral fue decayendo y durante la segunda mitad del siglo III el edificio sufrió el expolio de sus materiales, que se reaprovecharon para la construcción de la cercana muralla, ante un periodo de inestabilidad política.
De las etapas históricas siguientes, las estructura arqueológicas mejor conservadas datan de época musulmana, cuando, tras varios siglos de usos diversos, el crecimiento de la medicina llevó a la ocupación sistemática del solar mediante numerosas viviendas conectadas a través de un laberinto de calles.
En el siglo XIV, ya en época cristiana, el espacio que había ocupado el teatro quedó dividido por el cerramiento entre viviendas, que aislaba el barrio judío. Así permaneció hasta 1492 cuando, tras la expulsión de los judíos, se inició el progresivo ensanchamiento de plazas y la apertura de accesos al barrio.
En el siglo XVI el solar es testigo del esplendor económico y social de la Zaragoza renacentista. Numerosas iglesias se levantan en sus inmediaciones e importantes familias escogieron la zona para construir sus residencias, destacando la Casa de Gabriel Zaporta, acaudalado comerciante, y la Casa del que fue Justicia de Aragón, Juan de Pueyo. Esta última experimentó una importante reforma en 1868, adquiriendo la fachada el aspecto decimonónico que, con algunas modificaciones en el siglo XX, subsiste en el edificio que acoge hoy este museo.
Actualmente se ha realizado una magnifica labor de musealización y exposición del teatro que nos permite conocer de manera precisa y didáctica el uso de este edificio.

Para más información: www.zaragoza.es/museos

martes, 25 de enero de 2011

ATAPUERCA (BURGOS)


The Atapuerca Sierra was declared Heritage of Humanity due to the large number of palaeo-archaeological ramains hidden in the bowels of the earth. Groups of Homo antecessor, heidelbergensis, Neandethal men and Homo sapiens walked, slept, harvested and hunted in the beautiful areas of wich composed. Today it is one of the main sources of remains of human activity in previous perods of the worls, on wich important investigation activities are being carried out that is allowing a more in-depth knowledge of the evolution of the human species trough discoveries associated with it.
The interior of the Atapuerca Sierra is a veritable rabbit warren of chsms and galleries. This characteristic and the fact of being found in the middle of a natural corridor, encouraged the appearance of animals and people from remote ages and its exceptional conservation over thousands of years, have made this enclave a unique place in the world.
At the end of the 19th Century, an English company installed a railway line for transporting coal that joined the mines to Burgos. The route divided off an area of the Sierra where it passes through Atapuerca leaving part of the interior exposed. This artificial narrow pass is what is known as the Railway Trench and the consequence of this was the casual discovery of one of the deposits.
The work on the deposits is not only excavating. Once the material has benn recovered, its processing is long and complex; cleaning, restoring, …, but work is also carried on in other environments: pollen that is hundreds of thousands of years old is recovered, the variation in the magnetic field of the clays in analysed, physical and chemical process are performed to get to know the age of objects and levels togother with an endless list of investigative processes that we considered in the visit, that started in the Sima del Elefante.
This is the first site in the itinerary and the one that have the olsest remains of human occupation in the entire sierra and in Western Europe: bones with cutting marks and tools over a million years old.
The Galeria deposit worked as a natural where, more than 300.000 years ago, horses, deer, bison and rhinoceros were trapped. But tools used by hominids (Homo heidelbergensis) for making use of those animals were also found in Galeria.
Remains beforing to a species documented for the first time in the world were found in the Dolina deposits wich were baptisted with the name of Homo antecessor. Furthermore, the remains of this European “explore” showed the practice of cannibalism more than 800.000 years ago.
All seems to indicate that the hominids who inhabited the Sierra 400.000 years ago (Homo heidelbergensis) accumulated their dead in this cave. Men, women, children, were thrown into the cave, one after another, forming one of the greatest paleontological deposits in the world.
Craniums, pelvises, phalanxes, vertebrae, tibias, even the tiny bones of the ear. It is all here, in the Chasm of Bones.
Apart from those of the Railway Trench, there are many other sites in the Sierra: Mirador, Portalón, Cueva del Silo, Hundidero, Sima de los Huesos,… Some belong to more recent moments of Pre.history, such as the Galeria del Sílex: 3000 years ago, this cave was occuied by people of the Bronze Age and used as a sanctuary. Vases and animal bones were broken up intentionally and dispersed inside it forming part of a complex and symbolic puzzle.
Symbols were also found on the walls and on some pieces of pottery. Finally, the cave was closed accidentally sealing its inner part that remained intact up until the present day.
The Atapuerca park is a space for discovering Pre-history in a dynamic, participative manner. A space where we can see live how was made, how flint was flaked rope making, painting. Re-created with environments from different periods, the park is the perfect complement for visits to the archaeological sites.
Dedicated to the paleontologist Emiliano Aguirre, father of the scientific excavations of Atapuerca, the Aula is one of the centers for receiving visitors to the Sierra. Its show cabinets have somo original pieces, replicas of tools and human fossils, models, apart from panel explaning the keys of the site.
Originally located in the National Museum of Natural Sciences of Madrid, this shows archaeological reproductions and original pieces from the deposit, stage designs with real scale figures of homnids of the Sima de los Huesos, models, audiovisual material and other multimedia elements. Atapuerca a million years is the largest permanent exhibition on Atapuerca.
The Cueva del Compresor is at the end of the Railway Trencht. It is a subterranean quarry from the start of the century, intended for the extraction of limestone blocks. Altough developments of the original cave can still be seen, the extraction activity transformed it into a large chamber, at present converted nto an interesting itinerary with audiovisual resources and scenes of hominids.
The deposits od teh Atapuerca Sierra (Burgos), were declared Heritage of Humanity by UNESCO in 2000.

www.visitatapuerca.com

sábado, 22 de enero de 2011

Un museo centenario (Zamora)


Un museo centenario

No todos los días se cumplen años. Y mucho menos 100.
Por eso el 21 de enero es un día especial para el museo de Zamora.Por que hace 100 se abrían al publico, por primera vez, las puertas del Museo Provincial de Bellas Artes de Zamora, instalado en la iglesia del hoy desaparecido convento de las Marinas, en la céntrica calle de Santa Clara.
Tal hecho fue la culminación de una movida y dificultosa andadura originada por los procesos desamortizadores que tuvieron lugar en el siglo XIX. En 1840 se documenta ya la recogida de las obras más relevantes de los conventos suprimidos, que se acumulan en diversos locales zamoranos. La colección fundacional del que sería el Museo Provincial estaba iniciada, pero conseguir el espacio adecuado para ello no sería fácil. Será necesario esperar a enero de 1911 para que la iglesia del convento de las Marinas pueda recibir y acoger las obras recuperadas 70 años antes, algunas de ellas desaparecidas en su peregrinaje en busca de esa sede definitiva.
El Museo de Zamora quiere compartir con su público tal efeméride, mostrando algunas de las obras que figuraban en el primer Catalogo de los cuadros que existen en el Museo de pinturas establecido interinamente en el edificio del Gobierno Político de esta Capital, redactado en 1846 por la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos, y que se exihibieron en su primera sede estable de la calle Santa Clara.
El primer documento catalogador de la colección - uno anterior de 1840 no dejaba de ser un mero índice que recogía la la entrega de obras por la Junta de Enajenación y otro más, elaborado bajo el criterio del desconocido pintor Bernardo Neila, tan sólo citaba las obras que podían tener cierto interés artístico - contaba con ciento tres obras, todas ellas pinturas entre las que sólo había "...unos treinta cuadros que merecen alguna atención...", y el se hacia además mención de otro grupo de "...otros treinta de distintos de distintos tamaños; pero tan destruidos y estropeados que son absolutamente inútiles e irreparables...". Eran las supervivientes - hoy día todavía menos, en torno a cincuenta - de la acción desamortizadora.
Algunas de ellas se exhiben en las salas de exposición permanente del museo, y otras 19 en la presente muestra. Son obras que constituyeron el equipamiento litúrgico y devocional de las comunidades religiosas, dispuestas como imágenes de altar, en retablos, pero también repartidas por diversas dependencias claustrales comunes o, incluso, como imágenes de devoción en celdas individuales.

Museo de Zamora
Sala de exposiciones temporales
Enero - Abril 2.011
Palacio del Cordón, Plaza de Santa Lucía, 2. Zamora

lunes, 17 de enero de 2011

El arte funerario (Zamora)

El Museo de Zamora, movido por el deseo de aproximar y divulgar al público uno de los elementos que por su relevancia e interés tiene gran importancia dentro de los fondos que posee el centro, apuesta por designar como Pieza del Mes al ajuar funererio de Villabuena del Puente, uno de los más emblemáticos conjuntos de cerámica campaniforme de la península Ibérica. Lo componen tres recipientes cerámicos, vaso y cazuela acampanados y cuenco semiesférico, barrocamente decorados con motivos geométricos y con incrustaciones de pasta blanca y podría haber pertenecido a un líder o guerrero de 2900 al 1600 antes de Cristo.
N. S. Corría el año 1959 cuando un hombre que estaba haciendo unas labores de reforestación en el pago de la Peña ubicado, en el término de Villabuena del Puente, golpea con su pico lo que pensaba que era un cráneo. El pico destroza completamente la estructura ósea, pero por curiosidad, sigue excavando y descubre un esqueleto junto al que se localizaba una serie de vasijas de cerámica aplastadas y lo que podía ser una punta de una lanza. En el interior de la fosa estaba un esqueleto replegado sobre su costado derecho con las manos junto a la barbilla y las piernas encogidas. En el hueco situado entre brazos y piezas se hallaban los restos de tres vasijas de cerámica decoradas. Un vaso campaniforme, una cazuela y en el interior de ésta un cuenco semiesférico y, al parecer junto el esqueleto, aparece un puñal de metal con la punta hacia arriba... Así describen el hallazgo del ajuar campaniforme de Villabuena del Puente desde el Museo de Zamora.
En el tránsito del III al II milenio a.C., entre el Calcolítico y la edad del Bronce, aparece un nuevo tipo de cerámica de lujo, de formas acampanadas y profusamente decorada, que disfrutarían ciertas élites diferenciadas social y políticamente, explican fuentes del centro cultural. «Se trata de un momento de transición», «incluso algunos investigadores lo consideran un fósil director, es decir, que cuando se localizada cerámica campaniforme se sabe que lo hallado en este estrato va a estar entre 2900 y el 1600 a. C».
Hasta ese momento los enterramientos eran colectivos, pero «en la cultura campaniforme cambian, pasa a ser individuales y masculinos», concretan desde el Museo Provincial al tiempo que recuerdan que el ajuar está compuesto de tres recipientes cerámicos: La cazuela, de mayor tamaño y siempre de forma acampanada, el vaso, de tamaño algo menor y también forma acampanada, y un cuenco, todos efectuados en barro cocido.
Además en el enterramiento se localiza un brazal de arquero que se utilizaba para mitigar el golpe de la cuerda a la hora de soltar la flecha. Junto a él aparece una hoja de puñal de lengüeta, que tienen una sección muy aplastada y ligeramente biselada, así como una arandela de hueso que «podría formar parte de la empuñadura y un botón en forma de "V"», lo que hace pensar que «debía de ser el enterramiento de un jefe, un líder o un guerrero», indican fuentes del Museo de Zamora. Esta idea la refuerza la presencia de hilos de oro «que no sabe si formarían parte de la decoración de la empuñadura del puñal o bien del brazal y se que encontraron en la criba del terreno donde se localizó el ajuar».
El Museo de Zamora organiza visitas para conocer estos elementos de martes a viernes a las 13.30 horas y también desgrana el ajuar en la actividad «Venquetecuente» los sábados a las 17.30 horas así como los domingos y festivos a las 12.30 horas.
Las vasijas se depositaron enteras en las sepulturas. Las tres son de plasta fina y bien cocida, de color negruzco y relativamente regulares. La cazuela la situaron entera en la sepultura, pero en la parte inferior poseía un desconchado que indica que había sufrido la acción del fuego, por lo que se deduce que había sido utilizada. En su interior se descubre el cuenco. El vaso campaniforme se localizó junto a la cazuela y está decorado en toda su superficie. «Es una cerámica a mano bastante perfecta que no tiene muchas asimetrías, que está decorada con un elemento punzante y posteriormente se rellena con un elemento blanco», describen desde el Museo de Zamora.
Del grupo de Ciempozuelos
Los ajuares funerarios aparecen en casi toda la península Ibérica donde existen cuatro grupos, encuadrándose el hallazgo de Villabuena del Puente dentro del de Ciempozuelos, por un hallazgo efectuado en dicha localidad madrileña, y engloba a las piezas de valles del Duero y del Tajo. La mayor parte de los descubrimientos procedentes de los enterramientos que eran por inhumación en fosas individuales.
La exposición más importante en la que ha participado el ajuar campaniforme de Villabuena del Puente es en una que se realizó en Francia en el año 1988.

Fuente: La Opinión de Zamora: http://www.laopiniondezamora.es/zamora/2011/01/17/arte-funerario/491375.html

viernes, 14 de enero de 2011

V JORNADAS DE INVESTIGACIÓN DEL DEPARTAMENTO DE PREHISTORIA Y ARQUEOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID


V Jornadas de Investigación del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid.

Lugar de celebración: Universidad Autónoma de Madrid.
Fechas: 6, 7 y 8 de abril

http://www.vjornadasuam.blogspot.com

Sesiones:

1.- Arqueobiología: arqueobiologia@gmail.com
2.- Avances en el Estudio del Material Arqueológico: avancesmaterial@gmail.com
3.- La Edad Media a través de la cultura material: vjornadasmedievaluam@gmail.com
4.- Arqueología del conflicto: arqueologia.conflicto@gmail.com
5.- Arqueología del Mundo Funerario: sesion.funerario@gmail.com
6.- Arqueología de la arquitectura: arqueologia.arquitectura@gmail.com
7.- Investigaciones en Arqueología del Territorio: territorio.vjornadasuam@gmail.com
8.- Arqueología de la Identidad y el género: identidadygenero.uam@gmai.com

jueves, 13 de enero de 2011

DUN DUBHCHATHAIR (IRLANDA)


El yacimiento arqueológico conocido como Dun Dubhchathair o Black Fort (Fuerte Negro), se sitúa en la isla principal del archipiélago de las Islas de Aran (Irlanda), conocida como la Isla de Inishmore. Guarda numerosas similitudes con el famoso conjunto de Dun Aengus, situado en la misma isla. Al igual que este posee unos poderosos muros defensivos, aunque en este caso de un llamativo color negruzco, lo que le ha otorgado el nombre de Black Fort. Se encuentra situado junto a un impresionante cortado, por lo que las defensas que rodean a esta fortaleza han sido totalmente innecesarias por esta zona. Igualmente actúa como elemento defensivo un importante campo de piedras hincadas o Chevaux de Frise.
En la zona interior se aprecian restos de lo que debieron de ser viviendas o estructuras habitacionales, la cuales aún conservan una importante parte de las mismas.
Aunque es muy difícil la adscripción cultural de Dun Dubhchathair se cree que su origen podría remontarse a la Edad del Hierro.

lunes, 10 de enero de 2011

FUERTE NUEVO (TORREGAMONES, ZAMORA)

Son realmente escasas las referencias con que contamos a la hora de analizar esta construcción, de indudable interés para historia del conflicto con Portugal de la primera mitad del siglo XVII. La principal fuente procede de las notas aportadas por Cesáreo Fernández Duro, quien refiere la existencia de un reducto con capacidad para 30 hombres presente en la comarca de Sayago, justo enfrente de Miranda do Douro, tal y como lo recoge la Memoria del Ámese de Campo don Francisco Jelder, sobre el estado en se halla la plaza y frontera de Zamora, fechado en 1647. Según ese documento, existió en una zona más baja, una explanada destinada al uso de la artilleria. En la memoria popular este lugar se denomina como El Fuerte Viejo o El Fuerte de Abajo, en contraposición con el nombre de El Fuerte Nuevo o Fuerte de Arriba.
Gracias a los diferentes mapas históricos, como el del portugués Pedro Texeira, de 1622, sabemos que los restos de Torregamones se identifican con el topónimo de Pencelo, mientras que Tomás López, en el año 1773 refiere en este espacio un castillo en ruinas. Estos datos, junto con las excavaciones arqueológicas nos indican la corta vida de esta construcción de defensiva, cuyo final se produciría en el siglo XVIII.
Su construcción debió de llevarse a cabo a mediados del siglo XVII y ha de ponerse en relación con los ataques de las tropas portuguesas a la frontera zamorana. Esto llevó a Felipe IV a levantar toda una serie de fortificaciones que recorrían la frontera por las provincias de Salamanca y Zamora, entre las que encontramos las de Albergueria de Argañan, Ciudad Rodrigo, Fuerte de la Concepción en Salamanca; y Carbajales de Alba, Alcañices, Torregamones y Puebla de Sanabria en Zamora. El Fuerte Nuevo (Torregamones) corresponde a un tipo de construcción que sigue los modelos poliorcéticos propios del Siglo de Oro. Este fortín o baluarte forma parte del modelo más simple de los existentes en las fortificaciones de frontera. Se trata de un baluarte o padrastro, en función de las necesidades, adopta una forma mas o menos compleja: así es como entre este baluarte y el Fuerte de Osuna o de Concepción (Aldea del Obispo, Salamanca), encontramos otros tipos con una complejidad de planta y tamaños tales como el Fuerte de Carbajales de Alba, el Fuerte de San Carlos (Puebla de Sanabria) o los recintos medievales de Ciudad Rodrigo.
El Fuerte Nuevo de Torregamones sería un fuerte de campaña. Este tipo de fuertes cuentan con diferentes características. Sería una obra de carácter perenne y no temporal. La construcción se localiza en un destacado cerro, cuya cota máxima se sitúa a 690 m. Se encuentra situado dentro de Los Arribes del Duero.
Las noticias históricas y arqueológicas que tenemos sobre este fuerte son escasas y hemos de recurrir a referencias escritas del siglo pasado. Situado en el pago de El Recoldo, posee unas condiciones naturales para la defensa, ya que salva un desnivel de 150 m respecto al río Duero. El acceso se realiza por Este. El control visual de su entorno es muy amplio, siendo mayor en dirección a Miranda do Douro.
Antes de comenzarse las excavaciones tan solo se identificaba un lomo de piedra de planta triangular, un chozo de pastor y un corral aledaño.
Los muros construidos en mampostería de granito en seco, ocupan una superficie próxima a los 350 m2. Se ha cegado por un gran cúmulo de piedras y tierra, procedentes del derrumbe del mismo.
Se encuentra dispuesto en un potente afloramiento granítico, con tres parapetos o cortinas. No requirió de foso. Su técnica constructiva es simple, dos lienzos en seco paralelos entre si, rellenos de pierdas y tierra, acotando un espacio triangular.
Respecto a los accesos, mientras al interior se realiza a través de dos escaleras de piedra abiertas en los flancos septentrional y meridional, se desconoce el acceso desde el exterior. El espacio interior se encuentra compartimentado en 3 habitaciones.

Bibliografía:

Sánchez Cruz, Pedro. J. (2010): El Fuerte Nuevo de Torregamones. Junta de Castilla y León. Valladolid.